Go to Top

Informe Quiral 2011: la comunicación social del cáncer

Es necesario crear una comunicación de rigor para el e-paciente

La presentación del Informe Quiral 2011 giró en torno al análisis de la comunicación social del cáncer a través de los medios de comunicación, tanto tradicionales (prensa, radio y televisión) como internet. En un contexto social en el que la prevalencia del cáncer ha aumentado, inevitablemente, es uno de los temas de salud más tratados en los massmedia.

Entre las conclusiones del informe, se destaca que determinados tumores centran más la atención que otros. En este sentido, el cáncer de mama es el que copa más atención respecto a otros tipos de tumores.

No siendo ésta una representación exacta de la incidencia del cáncer en la realidad, se desprende que el foco periodístico a veces es sesgado, ¿por qué? En la producción de la información, dentro de grandes grupos de comunicación, influyen una serie de factores circunstanciales y empresariales.

Avances en la investigación del cáncer como nuevos factores de riesgo, tratamientos y mecanismos causales ha sido la información más reciente difundida en los medios de comunicación.  Por otro lado, los testimonios personales han sido una potente herramienta en la comunicación más social del cáncer, imprimiendo cercanía y empatía al relato de la información.

De toda la información analizada, se pone el acento sobre los supuestos tratamientos milagrosos y a las propiedades anticancerígenas de determinados alimentos. En algunos casos, tiene más presencia en los medios esta clase de información que la contrastada y con base científica.

Esta información fraudulenta sobre el cáncer siempre ha existido, pero éste es un momento especialmente crítico en la transmisión de la información a través de internet y las redes sociales. Sin control, filtros ni rigor, la información circula por la red de una manera confusa y multidireccional. ¿Quién es el emisor? ¿Quién es el receptor?

Una cosa es evidente, el e-paciente quiere respuestas pero su situación vulnerable lo sitúa en una posición frágil en el momento de filtrar la información veraz. El trabajo periodístico riguroso e especializado es esencial y necesario para añadir valor al constante flujo de información que hay en la red.

Médicos e investigadores se han de erigir también como portavoces  en la comunicación 2.0. La comunicación con el paciente en el sector sanitario está viviendo un momento decisivo. Los profesionales médicos han de ser referentes en la red para evitar que otras fuentes que ofrecen información engañosa y sin evidencia científica se instalen como verdad para el paciente.

El Informe Quiral es el resultado de la colaboración de la Fundació Vila Casas  y el Observatorio de la Comunicación Científica de la Universitat Pompeu Fabra.

Conocer el servicio de Redes Sociales, web y salud 2.0 de Galènia

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *