Go to Top

Recomendaciones para seleccionar APPS saludables

Consejos para seleccionar Apps de salud fiables

  • Existen aproximadamente 100.000 apps móviles relacionadas con la salud y uno de cada tres usuarios de Internet en España utiliza alguna, según el Informe Doctoralia sobre Internet y Salud 2014
  • No existe ninguna reglamentación oficial para acreditar las apps de salud que hay en el mercado

Finalizada la  6ª Conferencia Europea Anual de Health 2.0 en Barcelona, congreso en el que Galènia fue uno de los Media Partners y que contó con casi 500 asistentes de todo el mundo, la mayoría emprendedores en salud 2.0, podemos concluir que las empresas tecnológicas han apostado por la salud móvil, un mercado al alza y evolución constante que despierta el interés creciente de profesionales de los sectores tecnológico y sanitario y de la sociedad en general. Y es que las apps relacionadas con la salud han llegado para cambiar la manera en que vivimos nuestra salud.

Esta irrupción del mHealth a nivel mundial, sumado al hecho que, como indica el “Informe Doctoralia sobre Internet y Salud 2014”, uno de cada tres usuarios de Internet en España utiliza alguna app de salud, pone de manifiesto la necesidad de disponer de criterios para evaluar la calidad, fiabilidad y seguridad de las apps móviles de salud que, tanto por parte de los usuarios como de los profesionales de la salud, se descargan cada día más. Mientras esperamos las conclusiones del debate abierto sobre los criterios que deben ser la base de las apps de salud y a que haya certificaciones oficiales que las homologue, es posible validar, recomendar y crear las apps de salud siguiendo algunas recomendaciones de calidad y seguridad, como por ejemplo que:

  • La app describa al público al que se dirige, así como sus objetivos y finalidad, para que el usuario pueda valorar su interés.
  • Antes de salir al mercado, la app haya sido probada por un grupo de usuarios representativos.
  • Se identifique de manera clara al propietario de la app, para poder ver que persona o organización la avala.
  • La app muestre o enlace información complementaria sobre su propietario (persona o organización) y los mecanismos para ponerse en contacto con ellos.
  • En la app se identifique a los autores de los contenidos y su calificación profesional.
  • La app se actualice periódicamente y muestre la fecha de la última actualización, los cambios producidos y la fecha de la última revisión de los contenidos de salud.
  • Se muestre el compromiso, por parte de los editores, de revisar los contenidos y la funcionalidad de la app.
  • La app advierta proactivamente sobre las actualizaciones derivadas de posibles errores o de las modificaciones del funcionamiento o de sus contenidos de salud.
  • Se proporcione información sobre las fuentes de financiación, promoción y patrocinio de la app.
  • Se indiquen las fuentes de las que se extrae la información, para garantizar unos contenidos fiables y seguros.
  • Se detalle información sobre el correcto manejo de la aplicación y sobre las precauciones que hay que tomar.
  • La app permita desactivar o saltar la publicidad.
  • Antes de la descarga de la app, se informe sobre los datos del usuario que se recogerán, para qué se usarán y si se compartirán con terceros.
  • La app informe a los usuarios sobre si utiliza otros recursos del dispositivo móvil y sobre si tiene acceso a cuentas de usuario o perfiles en redes sociales.
  • La app disponga de mecanismos de protección de la información personal suministrada, tanto durante su uso como en su posterior eliminación, para evitar accesos no autorizados.

En esta línea, aún de no disponer de una reglamentación oficial que acredite las apps de salud, disponemos de algunos sellos de calidad, como son el británico National Health Service, que ha dado como resultado la Health Apps Library con 132 apps acreditadas, y el Distintivo AppSaludable creado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, que ha dado como resultado el Catalogo de aplicaciones móviles de salud, donde hay 11 apps acreditadas y 32 en proceso. Además, recientemente, teniendo en cuenta que, tal y como subrayó el cirujano Richard Brady (@researchactive) en su intervención en la  6ª Conferencia Europea Anual de Health 2.0, tan solo un 56% de las apps de salud están validadas científicamente, el Colegio de Médicos Británico ha establecido por normativa que los médicos solo puedan recomendar apps que hayan sido validadas por la comisión Europea.

Por otro lado, a nivel español, también tenemos la escala iSYSCore de la Fundación iSYS que, tal y como comentamos en el post ‘La mHealth, una herramienta para mejorar la salud de las personas’, fue el punto de partida para confeccionar el TOP 20 ranking iSYS. Además, la Fundación TicSalut está elaborando un marketplace de homologación de apps de salud, para que ciudadanos y profesionales de la salud encuentren apps de salud homologadas.

Share Button