Go to Top

Linkedin, una herramienta clave para comunicadores científicos

En plena sociedad de la información, con la irrupción de Internet y de las redes sociales, es un hecho que todos dejamos nuestra huella digital y que ésta puede jugar o no a nuestro favor. Y es que en esta era en la que vivimos, en la que estamos hiperconectados, hay que cuidar nuestra reputación off y on line.

La web 2.0 se ha convertido en una pieza clave para el desarrollo de una marca personal/profesional y todo profesional debe tenerlo en cuenta, ya que, siguiendo las palabras de Enrique Dans (@edans) “quien quiera pensar en ti para una oportunidad profesional de algún tipo, se va a meter en la red y va a mirar qué has hecho, sobre qué has escrito, dónde está esa marca en la red. Ésta es la inversión que realmente vale la pena hacer”. Y es que ahora que Internet se ha convertido en nuestra principal fuente de información, tarde o temprano, todos vamos a ser googleados y de nosotros depende que encuentren lo adecuado.

Hay que tener bien claro que Google se ha convertido en un gestor de reputaciones que inmortaliza nuestra huella digital, que este buscador le da importancia a las redes sociales y que si no las usamos, lo hará nuestra competencia, muy especialmente si se trata de profesionales de la comunicación.

LinkedIn, la red social profesional, es una buena herramienta para dar coherencia y consistencia a nuestra identidad digital en Pro de nuestra marca personal/profesional. Esta herramienta, no es solamente un CV online, LinkedIn es 2.0, posiciona nuestro perfil y establece relaciones profesionales que pueden generarnos grandes oportunidades.

En LinkedIn lo que queremos es destacar, pero ¿cómo podemos optimizar nuestro perfil en LinkedIn para que trabaje a favor de nuestros objetivos? Aquí os dejamos unas recomendaciones:

  • Cuida tu “yo S.L.”, creando un perfil personalizado, con nombre completo, con un titular que defina lo mejor de ti y con fotografía adecuada, por supuesto.
  • En algunas ocasiones nos interesa desactivar tu actividad, tus contactos se merecen que sólo les actualices de forma visible lo importante, para hacer actualizaciones de “pulido del perfil” desactiva tu actividad y no spamees a tus contactos.
  • Complementa todo el perfil (extracto, especialidades y competencias, educación, experiencia, aptitudes, intereses) usando las keywords adecuadas.
  • Usa las actualizaciones y comenta las de tus contactos. Éstas te permiten interaccionar con tus contactos y establecer relaciones de valor, les permiten a ellos compartirlas y, de esta manera, a ti llegar a los contactos de tus contactos. Las actualizaciones te permiten crear una estrategia de contenidos y demostrar tu expertise.
  • Dosificate en tus actualizaciones, no spamees a tus contactos.
  • Selecciona y mima a cada uno de tus contactos para ser útil a tu comunidad.
  • Participa en grupos, te aportará un gran valor y te posicionará.
  • Muestra todos los datos de contacto que te interesa que estén visibles (incluidas otras redes sociales, tu blog, web, email, etc).
  • Agradece las invitaciones y personaliza tus invitaciones, el texto que ofrece linkedIn por defecto ya está muy visto y no te hará
  • Envía recomendaciones y solicita aquellas que creas que te ayudan en tus objetivos.
  • Cuando pidas algo en LinkedIn (recomendación, una presentación a un contacto) ofrece siempre una salida elegante para una negativa.
  • Trabaja el networking cada día, si lo dejas para cuando lo necesites, ya habrás llegado tarde.

En definitiva, LinkedIn es 2.0, aplica las 3Cs: crea, conecta y comparte.

Este post es un resumen del taller que Margarida Mas impartió en el Campus Gutenberg 2014.

En la próxima edición del Campus Gutenberg 2015, que tendrá lugar los días 14 y 15 de septiembre, Margarida Mas volverá a impartir un taller sobre LinkedIn, pero, en esta ocasión, más orientado a instituciones científicas y a algunos ejemplos de uso de LinkedIn por parte de estas.

Share Button