Go to Top

El Informe de Salud Pública de este año es una fotografía de los barrios más afectados por la desigualdad

Ayer se presentó en Rueda de Prensa el Informe de Salud Pública de Barcelona, publicado por la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB). Ya hace 31 años que este informe recoge los datos sobre los determinantes de la salud y el estado de la salud de los ciudadanos de Barcelona. El informe ofrece una visión global de la salud de los barceloneses y se ha convertido en una herramienta muy útil en la determinación de prevenciones y actuaciones del ámbito de la salud en la ciudad.

Este ha sido el 12º año que Galènia ha colaborado con la ASPB para preparar el informe y presentar los resultados al Pleno del Ayuntamiento, que este año tendrá lugar los próximos días.

La salud no está distribuida de forma homogénea en la ciudad

El informe de este año, que recoge los datos del año 2014, destaca el esfuerzo que se ha realizado para evaluar las diferencias entre los barrios de la ciudad. La ASPB ha apostado por una herramienta promovida por la Organización Mundial de la Salud, la Urban HEART (Equity Assessment and Response Tool), una matriz de indicadores que resume de forma visual y sencilla las desigualdades entre los barrios barceloneses. El cuadro resultante muestra seis indicadores de salud (esperanza de vida al nacer, la razón de mortalidad comparativa, la razón de años potenciales de vida perdidos, la tasa de tuberculosis, la tasa de fecundidad adolescente, y la prevalencia de nacimientos con bajo peso) y seis indicadores determinantes de la salud (índice de sobre-envejecimiento, porcentaje de personas de 75 años o más que viven solas, Índice de Renta Familiar Disponible, porcentaje de personas de 15 años o más con estudios primarios o menos …) para los 73 barrios de la ciudad.

presentacio-informe-salut1

Los resultados muestran que los territorios de Barcelona que concentran los peores resultados en salud son: Ciutat Vella, Nou Barris, parte de Sant Andreu, así como barrios de Sants-Montjuïc, uno de Horta-Guinardó y uno de Sant Martí. En cambio, aquellos barrios con resultados más positivos se encuentran en el Eixample, Gracia, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Sant Martí.

Las desigualdades entre los barrios, sin embargo, no están originadas por factores relacionados con los recursos y los equipamientos sanitarios, sino que tienen su origen en otros condicionantes como la vivienda o la situación económica y laboral.

La herramienta ha mostrado que aunque el conjunto de la ciudad tiene un buen nivel de salud, existen marcadas desigualdades y por eso la reducción de éstas se ha convertido en una de las prioridades del nuevo gobierno municipal.

La población se mantiene estable y las ayudas a los parados disminuyen

En el año 2014 el número de habitantes de la ciudad de Barcelona se ha mantenido prácticamente igual, 764.590 hombres (47,4%) y 848.691mujeres (52,6%), así como el porcentaje de inmigrantes. También se ha visto que el número de personas mayores que viven solas sigue en aumento, 20.186 hombres y 68.405 mujeres no han vivido con nadie en el año 2014. Durante este año también se han mantenido el número de personas en paro y, aunque se han incrementado el número de contratos temporales, el número de parados sin ayudas ha ido al alza.

La contaminación del aire bajo la lupa

La calidad del aire en la ciudad también ha sido un punto importante en el informe de 2014. Así, la preocupación por los altos valores de NO2 se ha hecho patente y ha remarcado la necesidad de mantener los esfuerzos con el fin de acercarse a las recomendaciones de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS). En cuanto a la calidad del agua, el análisis de los grifos de los ciudadanos señaló un exceso de plomo debido a la aplicación de la normativa de la concentración máxima de plomo permitida en el agua de consumo, que ha pasado de 25 µg/l a 10 µg/l.

La Tuberculosis sigue la tendencia a la baja

En 2013 aumentó la esperanza de vida, que fue de 80,7 años en los hombres y en 86,6 años en las mujeres (era de 79,9 años en los hombres y de 85,7 años en las mujeres en 2012). Durante 2014 se ha reducido la incidencia de la tuberculosis y la de VIH, aunque ésta aún sigue siendo alta en el grupo de personas que practican relaciones sexuales de riesgo. En general, las enfermedades de transmisión sexual necesitan una atenta vigilancia.

El informe de Salud Pública de este año subraya la necesidad de incorporar en futuras ediciones, indicadores de calidad asistencial y de satisfacción ciudadana.

la salut informe

Podéis consultar el informe provisional en el siguiente enlace http://bit.ly/InformeSalut14

 

 

Share Button