Go to Top

El papel del paciente en la e-salud: casos de éxito

4a jornada al Colegio Oficial de Médicos de Barcelona

El pasado 23 de octubre se reunieron en el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona profesionales de la salud para celebrar la cuarta jornada #salud20comb, este año bajo el título “El papel del paciente en la e-salud”.

Las jornadas #salud20comb están organizadas por la sección e-salud del COMB. En las tres ediciones anteriores se trataron los temas de Salud 2.0: la red al servicio de los profesionales, Apps y salud, un paso adelante y Tu identidad digital, ¿tiene buena salud? que contaron con un gran éxito de participación tanto presencial como virtual, puesto que podían seguirse por streaming.

Durante la mañana se presentaron diferentes casos de e-salud, unos servicios que cada día tienen un papel más importante en la relación médico-paciente. Se habló de diferentes aplicaciones tecnológicas que ya empiezan a hacerse un lugar en las consultas, en las casas de los pacientes o en los quirófanos. Herramientas que han permitido y permitirán todavía más mejorar el seguimiento de tratamientos, el apoderamiento de los pacientes y los procesos de decisión.

La tecnología es buena para la salud

Durante la primera mesa, moderada por la Doctora Dolors Ruiz (@DraDRuiz), se presentaron cuatro proyectos que actualmente son ejemplos de éxito en el tratamiento y el seguimiento de la salud.

e salut taula 1

© Mireia Sans (@MireiaSansC)

Para empezar, el Doctor Josep Rodiera, médico anestesiólogo, presentó una aplicación informática desarrollada por su equipo con el objetivo de mejorar el seguimiento del paciente así como el control de sus datos y del proceso anestésico. En esta aplicación, por ejemplo, hay un sistema de alarmas que permite informar a los doctores si durante las últimas horas ha habido algún imprevisto como una alergia o problemas cardiovasculares, lo que permite reaccionar a tiempo antes de la intervención. Otra de sus utilidades es la creación de etiquetas rotuladas para los fármacos con el nombre del paciente, el nombre del medicamento, la concentración y la fecha que permiten mejorar la seguridad. Además, el Doctor también mostró un nuevo dispositivo inteligente que funciona de forma similar a las google-glass y que permite observar, mientras se está trabajando, los datos del paciente en la pantalla de forma inmediata y ayuda a tomar decisiones que permiten mejorar la seguridad del paciente. Actualmente están desarrollando un nuevo lenguaje, más interactivo y útil que permita traducir la información de forma clara y sencilla a las gafas. Dos ejemplos muy ilustrativos de como las nuevas tecnologías pueden mejorar la eficiencia, la calidad y los costes en medicina.

Seguidamente habló el Doctor Albert Casasa (@albertcasasa), médico de familia, que enseñó una nueva aplicación piloto que permite el seguimiento médico de personas con movilidad reducida desde casa. Requerimientos: un ordenador, una webcam y conexión a Internet. Gracias a este programa del que ya disfrutan algunos usuarios y que está recibiendo buenas valoraciones, se pueden realizar visitas médicas online, intercambio de documentos y enlaces. Una atención virtual que mejora la calidad de vida de los pacientes pero que, hay que recordar, no sustituye la consulta presencial, sino que la complementa.

A continuación, el Doctor Guillem Bori, cirujano ortopédico, nos explicó como las impresoras 3D ya eran una realidad en medicina. Su equipo ya utiliza actualmente la impresión 3D para planificar prótesis de cadera.

Para cerrar la primera mesa intervino el Doctor Xavier Navarro Molas, director del Equipo de Atención Primaria Huerta 7F, que explicó TELÈMAC un nuevo proyecto de motorización de pacientes crónicos complejos (insuficiencia cardíaca, MPOC, hipertensión y diabetes). Este sistema permite un seguimiento desde casa. Se trata de una innovación en atención primaria con la que los pacientes se toman las medidas de tensión, glucosa o peso en unos aparatos que tienen en casa y estos, gracias a una red wifi, las envían a una tableta que también se los facilita. Estos datos los recibe el médico en su ordenador, lo que le permite realizar un seguimiento diario de los pacientes. Este nuevo proyecto está teniendo muy buena acogida tanto por parte de los profesionales cómo de los usuarios, que suelen ser personas mayores que han querido apostar también por las nuevas tecnologías.

“La historia clínica es mía”

Después del descanso, la mesa llevaba por título “El apoderamiento en e-salud como herramienta de mejora del conocimiento y fomento de la salud” y fue moderada por la Doctora Adriana Bataller (@adribata10).

esalut taula2

© Mireia Sans (@MireiaSansC)

La primera intervención fue de Marc Fortes (@marcfortes), enfermero y coordinador de “Enfermera Virtual”. Este proyecto es un portal de promoción y educación por la salud impulsado por el Colegio Oficial de Enfermeras y Enfermeros de Barcelona desde el año 2005. En este portal se dan respuestas orientadas a capacitar a las personas para tomar decisiones para vivir de forma saludable. Es una herramienta de trabajo donde enfermeros y usuarios se pueden comunicar de forma directa y efectiva. Gracias a los contenidos de Enfermera Virtual el usuario se puede dotar de autonomía y puede conocer otras informaciones que no puede conocer normalmente por falta de tiempo en la visita.

infermera virtual taula 2

Acto seguido, Oscar Solans, responsable funcional de HC3 (Història Mèdica Compartida) explicó cómo hemos pasado de tener un repositorio de información a tener un nuevo instrumento estratégico dentro del modelo de atención integrada centrado en las personas. El HC3 permite el acceso de manera organizada, y siempre bajo los parámetros idóneos de seguridad y confidencialidad, a la información relevante de las historias clínicas de los centros sanitarios de la red pública asistencial. La historia clínica compartida ya es accesible en el 98% de los centros médicos de Cataluña y pronto la totalidad estarán conectados. La plataforma ya contiene más de 30 millones de documentos y el último año ha crecido un 40%. Entre estos datos está incorporada toda la información de las visitas, imágenes radiológicas y no radiológicas, variables clínicas registradas, etc. Una parte de estos datos, incluidas las visitas programadas, son accesibles para los ciudadanos gracias a la aplicación “La meva salut”. Esta herramienta, a la que se puede acceder pidiendo un código en el mismo centro de salud, pretende prestar a los pacientes un entorno seguro de participación y responsabilización de su propio proceso de salud. También incluye, o lo hará pronto, servicios de cita previa, cambio de médico, vacunación internacional, lista de espera o e-consulta.

esalut taula2.2

© Col·legi Metges BCN ‏(@COMBarcelona)

Para cerrar la segunda mesa, la Señora Assumpció González Mestre (@agonzalezm53), Jefa del Programa Paciente Experto Cataluña®, nos invitó a todos los participantes a hacer una reflexión sobre como este nuevo modelo de e-salud va orientado, o lo tendría que hacer, a las personas. “Los pacientes quieren un face-to-face” dijo. “Es importante que los pacientes digan lo que piensan”. En su presentación señaló que la misión es conseguir una atención integrada, que promueva la participación de la transformación de los nuevos modelos. Continuidad en la atención de las personas, sistemas de información compartidos seguros y de calidad. Tienen que ser “pacientes con poder y con una nueva relación con los servicios” continuaba. El cambio de época nos ha llevado a un cambio de modelo relacional, de reactivo a proactivo. Las personas evolucionan y con el tiempo pierden el contacto con los profesionales de la salud, tenemos que evitar llegar a estas situaciones: pasar de un modelo actualmente centrado en la enfermedad a uno de centrado en el paciente, integrado y no fragmentado, deliberativo en vez de paternalista.

Después de hacer un repaso de cómo la gente actualmente busca información sobre salud así sobre cómo desarrollar un nuevo modelo profesional, la Señora Assumpció González concluyó que “tenemos que hacer salud con las personas y no para las personas” y que “las nuevas generaciones saben muy bien lo que quieren”, las tenemos que escuchar y hacerlas partícipes de su proceso de salud.

Recortando distancias

La tercera mesa, titulada “La brecha digital en e-salud” fue un punto de reflexión sobre aquellas personas que no utilizan las herramientas digitales, no porque no puedan sino porque no quieren.

La Doctora Mònica Moro (@monicamoro) presentó la iniciativa “#sherpas20” en el que ella colabora. Un proyecto que lucha contra el aislamiento digital y que reúne médicos, pacientes y otros profesionales para dar respuesta a inquietudes y necesidades y de este modo traer a aquellas personas “aisladas” hacia la “conexión”. Dentro del proyecto Sherpas20, gracias a la inteligencia colectiva y al liderazgo compartido, se realizó un informe donde se concluyó que los cinco recursos básicos que hay que explotar para conseguir un recorte de la brecha son: la formación presencial adaptada, las webs sociales fiables (en Galènia ya hemos hablado en otras ocasiones), los recursos multimedia, las aplicaciones y la mensajería instantánea.

sherpas20

Finalmente, para cerrar la mesa y las jornadas, la Doctora Mireia Sans (@MireiaSansC), médica de familia y presidenta de la Sección e-salud, presentó lo encuesta salud 2.0, orientada a descubrir el nivel de conocimiento sobre las nuevas tecnologías entre los profesionales de la salud. Esta encuesta ya se ha pasado a 759 médicos de Cataluña de todo tipo de instituciones, cargos y comarcas y edades, y también se pasó a los participantes como conclusión de las jornadas. Pronto los resultados se colgarán en la red.

Share Button