Go to Top

El crowdfunding y sus oportunidades para la  investigación y la ciencia

El micro mecenazgo podría alcanzar los 7.000 millones de euros en Europa, a finales de este año, según el primer estudio paneuropeo de la financiación alternativa de la Judge Business School de la University of Cambridge y la firma EY. En nuestro país, el volumen generado se triplicó durante el periodo 2013-2014, hasta los 62 millones de euros. El crowdfunding contribuye a la financiación y desarrollo de proyectos de diversas áreas. La ciencia y la investigación no son una excepción.

Se cree que los orígenes del crowdfunding se remontan al año 1997. Fue entonces cuando el grupo de rock Marillion consiguió 60.000 dólares, a través de la Red, con los que sufragó su gira estadounidense. Posteriormente, se llevaron a cabo iniciativas individuales en otros ámbitos. Aun así, las primeras plataformas que difundían proyectos, faltos de financiación colectiva, no surgieron hasta el año 2000 en Estados Unidos.

En España, y 10 años después, se crearon Verkami y Lánzanos, destinadas a proyectos creativos. En el año 2011 se lanzaba Goteo, dirigida a proyectos tecnológicos de código abierto, adaptados a las exigencias de los clientes. Desde entonces, el número de plataformas de financiación colectiva no ha dejado de crecer en nuestro país.

¿Por qué funciona el crowdfunding?

El crowdfunding pone en contacto a los promotores del proyecto y los posibles mecenas. A través de internet y el universo 2.0 se ponen en marcha proyectos con dificultades para hallar inversores. El crowdfunding, como financiación alternativa, permite cualquier aportación gradual por parte del mayor número posible de personas interesadas. A finales de febrero del año 2014, el Gobierno central daba luz verde a una serie de medidas que afectaban al también conocido como micro mecenazgo. Desde entonces, se fijaron límites por inversor, proyecto (3.000 euros) y plataforma (6.000 euros) anuales. 

¿Qué ofrece esta financiación a la ciencia y la investigación?

En general, el crowdfunding dinamiza la investigación, adaptándola mejor a su entorno. El micro mecenazgo diversifica las fuentes de financiación de modo que no depende, únicamente, de una sola de ellas. Por lo tanto, acerca la investigación a las demandas y necesidades de otros sectores y usuarios.

Grosso modo, los ciudadanos consideran necesaria una mayor inversión en ciencia e investigación. Mediante el crowdfunding, los proyectos se retroalimentan con ideas y crece la transparencia económica en torno a los mismos. Algunos de estos proyectos reciben aportaciones adicionales en el marco del #Giving Tuesday. Un movimiento global que invita a participar, de manera económica y virtual, en numerosas causas solidarias. La última edición tuvo lugar el pasado 1 de diciembre.

En el panorama científico cabe citar plataformas como I Love Science, de alcance internacional; SciFund como iniciativa de RocketHub en busca de financiación alternativa para la investigación; Vórticex como web global de financiación y participación colectiva que impulsa I+D+i y asesora en micro mecenazgo; Goteo, donde tienen cabida proyectos educativos, infantiles, cooperativos y sanitarios y Curable.es, plataforma que financia proyectos relacionados con el mundo de la salud, entre otras. Por su parte, Mi grano de Arena.org recauda fondos a favor de varias ONG y entidades entre las que se hallan: la Asociación Española contra el Cáncer, Cris contra el cáncer, la Fundación Vicente Ferrer, el Instituto de Investigación de la Vall d’Hebron, la Fundación Pasqual Maragall, la Federación Española de Enfermedades Raras, etc.

En la actualidad, la financiación colectiva no puede ser la base de un sistema de inversión estable y estructurado. Tampoco puede reemplazar otras vías inversoras empleadas, con éxito, hasta la fecha en ciencia e investigación. Sin embargo, es innegable que esta estrategia online ha hecho posible que numerosos proyectos se conviertan en realidad. No deja de ser una alternativa emergente a tener en cuenta en los próximos años.

People vector by Freepik
Share Button