Go to Top

Realidad virtual y medicina predictiva copan las principales innovaciones en el ámbito de la salud

Así lo aseguran los autores del pertenecientes a la Unidad de Innovación y Transferencia de Tecnología del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL). La obra se dio a conocer el pasado 8 de febrero en la Academia de Ciencias Médicas y de la Salud de Cataluña.

La presentación del libro contó con las intervenciones de los autores, Montse Ballarin, Jaume Ruiz, Eva Olivera y Josep Mª Sánchez, integrantes de la Unidad de Innovación y Transferencia de Tecnología del IDIBELL, moderadas por Frederic Llordachs, socio cofundador de la plataforma Doctoralia.es. “Desde nuestra unidad, trabajamos codo con codo con el investigador, el médico o la enfermera para orientar su idea a las necesidades del mercado. Además de asesorarles, buscamos los partners o socios idóneos para el proyecto. El propósito es convertir una idea con posibilidades en una innovación “, explicó Montse Ballarin, responsable de desarrollo de negocio en el IDIBELL.

innovacion en salud

En el curso del evento, se dio una visión global del proceso de innovación en el mundo de la salud. Desde que se presenta la idea hasta que llega al mercado y se convierte en una innovación. La Unidad de Innovación también es responsable de negociar con la empresa interesada en el proyecto, junto con los acuerdos jurídicos que establezcan. “Este es un proceso -continuó Ballarin- interdisciplinar, en el que todos vibramos al mismo nivel”. En Cataluña existen entre ocho o diez organizaciones similares, asociadas a hospitales públicos, que fomentan la investigación y la transferencia tecnológica en el ámbito de la salud.

En cinco años, se ha dado luz verde a un centenar de ideas vinculadas, sobre todo, a la realidad virtual y la genética

Durante los últimos cinco años, la Unidad de Innovación del IDIBELL ha desarrollado cerca de 100 ideas, 50 susceptibles de patentarse. En ayudas a la competitividad y regalías se han movido cuatro millones de euros. De este centenar, la mayoría se vinculan a la realidad virtual y la medicina predictiva. “En el primer caso, nos referimos a apps para enseñar y planificar operaciones mediante una tablet. En el segundo, la detección precoz de enfermedades, mediante la genética y la epigenética.

“A través de marcadores, se puede predecir el riesgo de desarrollar alzheimer o parkinson dentro de 20 años, por ejemplo. Gracias a estas predicciones, el paciente puede cambiar hábitos y ganar en calidad de vida “, aseguró Jaime Ruiz, de la Unidad de innovación y desarrollo de negocio en el IDIBELL, en exclusiva para el equipo de redacción de Galènia Comunicació.

La Unidad se rige por una política de tercios. Las regalías que se obtienen de las licencias se distribuyen de la siguiente manera: una parte se la queda la institución, otra el inventor y finalmente, la última es para el grupo de investigación. A lo largo de estos cinco años de trayectoria, un total de 80 médicos o sanitarios han colaborado con esta unidad de innovación. “Una unidad de innovación debe generar confianza en el investigador, el médico y/o el sanitario y también en el inversor. Esto es básico”, añadió Ballarin. En opinión de la responsable de desarrollo de negocios en el IDIBELL, es más fácil encontrar inversores dentro del sector de los fármacos que en medical device, ya que la cuota de mercado es mayor.

innovas o trabajas presentacion libro

Las asociaciones de pacientes: proactivas y muy importantes en cualquier proyecto sanitario

Según los autores del libro, los pacientes y las asociaciones que los apoyan se implican en la mejora y validación de proyectos sanitarios. Ambos son vitales para que la idea llegue al mercado, incluso desde el punto de vista económico. “De ahí el éxito de numerosas campañas de crowdfounding. La gente hace donaciones que contribuyen a que mejore la salud de la ciudadanía. Sobre todo en casos de enfermedades minoritarias”, reconoció José Mª Sánchez, consultor de I+D+i.

Igualmente, los integrantes de la Unidad de Innovación y Transferencia de Tecnología del IDIBELL hicieron referencia a la importancia, cada vez mayor, de los tests y ensayos clínicos para validar cualquier producto futuro o app vinculada a la salud. Los comités éticos de los hospitales comienzan a trabajar en protocolos relacionados con estos ensayos clínicos. “El hospital es el mejor campo de pruebas y aún se debe potenciar más, en términos de innovación”, puntualizó Sánchez.

 

 

Share Button