Go to Top

El Campus Gutenberg aboga por estándares de calidad en la información de salud en la Red

La infoxicación informativa errónea sobre salud que circula en Internet llega a los pacientes a través del mundo 2.0. ¿Cómo evitarlo? Debemos publicar únicamente información veraz, contrastada, objetiva y proveniente de fuentes oficiales, aseguró Carlos Mateos, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid, durante la microcharla que impartió el pasado 18 de septiembre en el marco del Campus Gutenberg, celebrado en la sede de la Universitat Pompeu Fabra en Barcelona.

El aula 412 de la UPF acogió varias microcharlas, moderadas por Óscar Menéndez, comunicador científico y propietario de Explora Proyectos, en las que participaron varios expertos quienes aportaron su punto de vista sobre cómo debería ser la comunicación científica y de salud y a la vez aportar elementos que no se explotan lo suficiente. Las charlas comenzaron con la intervención de Guillermo Orts, líder de Grupo de la Sociedad Max Planck y director de comunicaciones, además de coordinador científico internacional, quien disertó sobre la importancia de las emociones en la comunicación científica. “Ciencia y emoción no son incompatibles. Se necesitan”, puntualizó. “La ciencia -continuó- es una actividad humana y necesita científicos emocionados. Que tengan curiosidad, sientan pasión por lo que hacen y se hagan preguntas”. Asimismo, Orts subrayó, como mensaje central de su intervención: “La comunicación sin emoción es mucho menos efectiva”.

Estándares de calidad en la información de salud en Internet

Con ese título, Carlos Mateos, licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y responsable de la comisión digital de la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS), alertó de los efectos nocivos de la sobrecarga informativa errónea sobre salud que circula por la Red y se difunde, como si una bola de nieve se tratase, a través de las redes sociales. “Muchas páginas promueven contenidos nada saludables y esto es algo que se intenta retirar, aunque el proceso es muy lento”, lamentó. Mateos hizo referencia al primer encuentro que tuvo lugar entre ANIS y la Asociación de Investigadores ene Salud, donde se perfilaron una serie de estándares de calidad en la información de salud en la Red, celebrado el año pasado. Durante el evento, ya se advirtió de la infoxicación informativa errónea en Internet y los intereses mediáticos para que se informara de unas patologías o tratamientos y se ocultaran otros, debido a patrocinios comerciales.

Una de las conclusiones del encuentro fue que los profesionales de la salud deberían prescribir links y webs acreditadas, con calidad. Además, aunque un profesional de la salud actúe como fuente, es necesario contrastar la información que facilite a los medios. Mateos también dio algunas pautas sobre cómo debería ser la información de salud de calidad: “objetiva, veraz, contrastada, incluyendo fuentes oficiales, con declaraciones de profesionales sanitarios y especializados“. “Además -prosiguió- se debe diferenciar siempre entre opinión e información, dejando claro si existe o no patrocinio, e incluyendo testimonios de los pacientes“.

Sobre el tema de los contenidos acreditados en salud ya hemos hablado en un post anterior: La salud en internet, ¿Todas las fuentes son fiables?. En Galènia creemos que es de suma importancia abogar por cuidar la información de calidad siempre, y especialmente en contenidos sensibles como los de salud.

Según el comunicador y representante de ANIS, los representantes de asociaciones de pacientes señalan la necesidad de hacer la información más humana y comprensible con la inclusión de testimonios. Los periodistas apuestan por la información divulgativa testimonial como aquella que tiene mejor acogida y despierta mayor interés entre los lectores. La información científica y de salud publicada en Internet debería perseguir los siguientes objetivos consensuados: informar, prevenir, concienciar y educar, entre otros.

Por último, Mateos invitó a asistir al segundo Congreso Nacional de eSalud que tendrá lugar en el Colegio Oficial de Enfermería de Madrid los días 28, 29 y 30 de noviembre.

Visibilizar a los ilustradores científicos

A continuación, Eva Buch, responsable del Área de Patrimonio y Educación de la Fundación Gas Natural Fenosa, desgranó las principales misiones de la misma: divulgar acciones en los ámbitos de la eficiencia energética, la sostenibilidad y el patrimonio industrial, priorizando la tecnología y la ciencia como motores del avance social y cultural.

Las microcharlas se clausuraron de la mano de Miquel Baidal, diseñador gráfico y creador de Illustraciencia, plataforma que da visibilidad y acerca el trabajo de los ilustradores científicos a la sociedad. “Nadie se puede imaginar una noticia sin una imagen o una ilustración que la explique”. Illustraciencia une centros públicos, escuelas y bibliotecas que hacen exposiciones e ilustradores que desean mostrar su obra. La plataforma se fija una serie de objetivos: visibilizar a los ilustradores científicos y naturalistas; crear sinergias entre el público, el ilustrador y la empresa y transmitir conocimiento a través del dibujo. “Tened en cuenta que la comunicación es muy importante pero sin una buena imagen no llegaréis al público”, concluyó.

Share Button