Go to Top

VHIO y la Fundación BBVA unen esfuerzos para desarrollar la inmunoterapia contra el cáncer

  • Con un presupuesto de 2,5 millones de euros, el Programa Integral de Inmunoterapia e inmunología del cáncer (CAIMI) investigará los próximos cuatro años los mecanismos naturales por los que los linfocitos T responder al cáncer con la Dra. Alena Gros al frente
  • También está previsto el desarrollo clínico precoz de fármacos en donde será clave el papel de la Dra. Elena Garralda
  • Tras el éxito del anterior programa centrado en la búsqueda de biomarcadores tumorales, VHIO y Fundación BBVA repiten alianza

El Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) con la ayuda y soporte de la Fundación BBVA ha puesto en marcha un nuevo proyecto de investigación. En este caso se trata del Programa Integral de Inmunoterapia e Inmunología del Cáncer (CAIMI son sus siglas en inglés) y a través del cual se buscará investigar los mecanismos naturales por los que los linfocitos T responde al cáncer. Esto servirá para poder predecir y explotar las respuestas antitumorales para generar tratamientos más personalizados. Además, está previsto también la utilización de técnicas de genómica que ayuden a evaluar los mecanismos de resistencia a los tratamientos de inmunoterapia.

El CAIMI contará con un presupuesto total de 2,5 millones y se desarrollará a lo largo de los próximos cuatro años. Dos serán los grupos en los que se apoyará el desarrollo del programa. Por un lado, el Grupo de Desarrollo Clínico Precoz de Fármacos, al frente del cual se encuentra la Dra. Elena Garralda y por otro el Grupo de Inmunoterapia e Inmunología de Tumores, coodinado por la Dra. Alena Gros. El Dr. Josep Tabernero, director del VHIO y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron explicaba que “apostamos por un equipo multidisciplinar compuesto por científicos clínicos y traslacionales que lideren el programa trasladándole a CAIMI toda la experiencia y fortaleza de VHIO en estas áreas de conocimiento muy consolidadas, con el objetivo de que la inmunoterapia contra el cáncer avance en beneficio de los pacientes”.

“Gracias a la inmunoterapia, la mediana de supervivencia en enfermedad avanzada ha pasado de nueve meses a alrededor de dos años y esperamos que continúe aumentando con la introducción de nuevos tratamientos. Y lo que es más importante, ha aumentado de forma significativa el número de pacientes que se curan de la enfermedad”, señalaba la doctora Elena Garralda, que lidera la investigación clínica en el CAIMI.

Sin embargo, la eficacia de la inmunoterapia es desigual, ya que algunos tumores logran bloquear el sistema de defensa inmunitario o incluso pasar inadvertido ante él, y la respuesta de los pacientes al tratamiento no siempre es predecible. Uno de los focos en el que se centrará el CAIMI serán los fármacos que inhiben los puntos de regulación del sistema inmune, es decir, el mecanismo por el que el sistema inmunitario se controla y evita atacar al propio organismo cuando está sano. “Una de las estrategias de las células tumorales consiste en mantener esta función bloqueada para así proliferar libremente. Los inhibidores de los puntos de regulación liberan ese freno y permiten que las células inmunitarias ataquen a los tumores”, señalaba la doctora Alena Gros, que lidera la investigación traslacional en el CAIMI.

Repitiendo alianzas

No será esta la primera vez que VHIO y Fundación BBVA aúnen esfuerzos en la investigación contra el cáncer. Fue en 2013 cuando se inició esta alianza, con la puesta en marcha del Programa para la Investigación en Biomarcadores Tumorales, que contaba con la dirección del Dr. Josep Tabernero y del Dr. José Baselga, presidente del Comité Científico Interno de VHIO. Concluido este programa el pasado mes de junio, ha servido el programa para convertir a VHIO en centro de referencia de la medicina personalizada. Ahora, sobre la base establecida y con el objetivo de personalizar también los tratamientos de inmunoterapia, nace este nuevo programa que pone el foco en una de las líneas terapéuticas más prometedoras en la lucha contra el cáncer.

Francisco González, presidente de la Fundación BBVA, ha enmarcado este convenio en las actividades de la fundación para impulsar la investigación biomédica en colaboración con instituciones de excelencia, entre ellas varias de Cataluña, “ya que es un referente por su capacidad de vincular la investigación básica con la clínica, pasando por la traslacional, además de poner a colaborar a distintos agentes con resultados de los que se benefician tanto la producción de conocimiento básico, como los pacientes”.

Búsqueda de nuevos tratamientos

En la actualidad, VHIO tiene en marcha 30 estudios en fase temprana con tratamientos experimentales de inmunoterapia que van dirigidos a nuevas dianas terapéuticas o a explorar la combinación de distintos fármacos. Para dar continuidad a este potencial, el CAIMI implementará un programa para valorar los mecanismos de resistencia y de respuesta a estos tratamientos y priorizar el desarrollo precoz de aquellos fármacos más prometedores. Una de sus funciones será caracterizar los antígenos que contribuyen a la regresión de los tumores tras ser tratados con inhibidores de esos puntos de control.

Simultáneamente, buscará biomarcadores predictivos de respuesta que ayuden a determinar qué pacientes presentan un perfil adecuado para beneficiarse de este tipo de tratamientos –generando así terapias más personalizadas–, por qué algunos pacientes no responden a inmunoterapia y por qué otros que sí responden acaban desarrollando resistencias. Con este fin, y gracias a la colaboración entre el VHIO y la Fundación BBVA, el CAIMI cuenta con una herramienta de referencia internacional: una plataforma de pre-screening molecular tumoral que solo en 2016 analizó los tumores de 1.200 pacientes para detectar mutaciones y otras alteraciones y así buscar los tratamientos más apropiados. “La información sobre biomarcadores relacionados con terapias personalizadas generada durante estos años se pondrá al servicio del CAIMI, que trasladará los resultados de la investigación, como la identificación de nuevos marcadores de respuesta a tratamientos experimentales en inmunoterapia, al programa de pre-screening ya existente”, indicaba el Dr. Tabernero.

Como en el anterior proyecto conjunto, el Programa Integral de Inmunoterapia e Inmunología del Cáncer VHIO-Fundación BBVA interactuará con otros centros de investigación y asistenciales. “El modelo de VHIO es eminentemente cooperativo”, comentaba Alejandro Piris, responsable de Coordinación y Gestión Científica del CAIMI. “Muchos de los estudios clínicos de los que parten las muestras y los datos que analizamos y de los que extraemos conclusiones, se hacen en colaboración con otros centros e instituciones cooperativas (españolas y europeas), como los integrados en el Grupo de Tratamiento de los Tumores Digestivos TTD, el grupo SOLTI de cáncer de mama, y muchos otros. Las mejoras en las técnicas de pre-screening (patología, genómica, etcétera) tienen un impacto igualmente positivo en las instituciones con las que colaboramos y esta plataforma es muy frecuentemente laboratorio central de análisis de las muestras de los ensayos clínicos de todo el país”, apuntaba Piris.

Share Button