Go to Top

La divulgación científica vuelve a brillar en el Campus Gutenberg

Fiel a su cita de todos los años, el Campus Gutenberg volvió a convertir a Barcelona por unos días en la capital de la ciencia. En esta ocasión fueron las instalaciones del CosmoCaixa las que acogieron uno de los eventos más importantes en lo que se refiere a la divulgación científica en nuestro país. En total, más de 400 participantes se dieron cita los días 17 y 18 de septiembre para participar en las 36 diferentes actividades que compusieron el programa de este año, entre debates, mesas redondas, talleres, laboratorios de ideas y microcharlas.

El campus pretende poner al día a los profesionales de la comunicación científica sobre algunas herramientas, fórmulas y propuestas innovadoras que nos ayudan a acercar la ciencia a la sociedad y a escuchar a la sociedad. Es también un espacio para reflexionar sobre la importancia de la investigación como fuente de progreso y motor de cambio social, y por tanto sobre la importancia de apostar por una comunicación objetiva y de calidad”, explicó Gema Revuelta, directora del máster de comunicación científica de la UPF Barcelona School of Management y del campus.

Jordi Portabella, director del Área de Divulgación Científica de CosmoCaixa, destacó la importancia que tiene la divulgación de la ciencia para construir una sociedad más democrática. “Creemos sinceramente que a medida que aumenta la información, la gente es más libre, y en este sentido la diseminación científica juega un papel crucial. CosmoCaixa es una herramienta privilegiada para aportar conocimientos que estén al alcance de la mayoría de la población”.

La perspectiva de género en la ciencia ha sido una de las ideas principales en torno a la cual ha girado el programa de este año del Campus Gutenberg. Y para dejar claro este compromiso, nada mejor que empezar con un debate abierto y cooperativo sobre cómo ha cambiado la divulgación de la ciencia tras la huelga feminista del pasado 8 de marzo.

Lydia Gil es la responsable de la iniciativa #MujeresDivulgadoras y la encargada de abrir fuego. “La paridad de género es un reto, y afortunadamente la sociedad cada vez es más consciente de ello. Pero a lo largo de la historia se ha invisibilizado el papel de la mujer, y esto nos da una lectura falsa a la vez que supone una pérdida de talento”. Neus Martínez, investigadora en el European Molecular Biology Laboratory, puso sobre la mesa la necesidad de promover vocaciones científicas entre las mujeres, y destacó también el hecho de que es a partir de los 6 años que los estereotipos de género empiezan a enraizar. “Pero al final, uno de los principales obstáculos para desarrollar una carrera científica son los padres, que las desaniman”.

Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona, advirtió sobre la necesidad también de visibilizar otros colectivos que están subrepresentados, como es el caso de la población LGTBQI. “Los ambientes científicos no son amables, pero está comprobado que cuando hay más mujeres, son más inclusivos. Hemos de cuidar los modelos que ofrecemos y evitar los sesgos negativos contra las mujeres para mirar mejor a la ciencia”.

Para Esther Sánchez, que se encuentra al frente de la secretaría técnica de la Asociación Española de Comunicación Científica, es fundamental poner en valor la diversidad, y su receta para feminizar la ciencia es sencilla: “Para mejorar la visibilidad femenina en periodismo científico basta con llamar a mujeres para que sean las fuentes de la información. Hemos de hacer este esfuerzo cotidiano para incluirlas en la ciencia”.

También hubo tiempo para Lluís Noguera, director de CosmoCaixa, quien apuntó la necesidad de convertir este siglo en el siglo de la equidad, de modo que, más que nunca, la lucha por poner en valor a la mujer adquiere una relevancia más importante. “Falta mucho camino por recorrer, y cada vez que iniciamos cualquier campaña de comunicación nos damos cuenta de la necesidad de hacer esfuerzos cotidianos para incluir a las mujeres en la ciencia”.

Tras la participación, los ponentes cedieron sus sitios a algunos asistentes al debate para darles la oportunidad de ofrecer su visión sobre la perspectiva de genero. En general, todos coincidieron en la necesidad de hacer un esfuerzo por visibilizar más a las mujeres, destacando como no siempre es fácil encontrar científicas que quieran actuar como fuentes. Así se planteó el debate sobre la necesidad de llevar a cabo un cambio de actitud que debe partir de las propias mujeres para ocupar espacios para los que están preparadas, pero que no siempre están dispuestas a ocupar.

Share Button