Go to Top

Identificar los diferentes subtipos de cáncer de mama será clave para mejorar los tratamientos

Aunque muchas veces se habla de cáncer de mama como una única enfermedad, lo cierto es que se trata de un conjunto muy variado y que solo en los últimos años se está avanzando en su caracterización molecular. Identificar los diferentes subtipos es algo fundamental de cara a ofrecer a las pacientes el mejor tratamiento posible y para hablar de hacia donde se está encaminando la investigación, dentro de Healthio se organizó un panel con diferentes expertos y que fue moderado por la directora de Galenia, Margarida Mas, que actuó en representación de ANIS como delegada en Cataluña.

“Estamos hablando de una de las enfermedades más frecuentes en las mujeres y que supone la primera causa de muerte oncológica entre ellas. Una de cada ocho mujeres lo sufrirá y aunque la incidencia de la enfermedad está aumentando, también lo está haciendo la supervivencia gracias a los diagnósticos precoces y a los tratamientos cada vez más personalizados” empezó explicando Margarida Mas.

En el panel se quiso abordar desde todos los puntos de vista cual es el estado actual de la investigación del cáncer de mama. Así estuvo presente Joaquín Arribas, director de investigación preclínica del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y Patricia Villagrasa, directora científica asociada en SOLTI, donde se lleva a cabo investigación clínica. También estaba Tomás Pascual, del servicio de oncología médica del Hospital Clínic. Y los pacientes estuvieron representados por Maribel Granados, impulsora de la iniciativa “Me pido la vida”.

Falta mucho camino por recorrer

Arribas en su intervención puso énfasis en la idea de la gran variabilidad que existe dentro del cáncer de mama y que todavía no se sabe ni siquiera cuantas enfermedades diferentes pueden estar agrupadas dentro de esta denominación genérica. A mayores, la gran heterogeneidad que hay dentro de cada tumor hace que la situación sea todavía si cabe más compleja. “Cada día estamos recibiendo noticias buenas, pero falta mucho camino por recorrer todavía. Estamos mejorando, pero esto no es algo que vayamos a resolver en 10 o 15 años, aunque vamos en el camino adecuado”.

Para el director de investigación preclínica del VHIO un gran avance que se ha logrado es el conseguir utilizar el propio sistema inmune en el tratamiento de estas pacientes, lo que se conoce como inmunoterapia. Recientemente su equipo de investigación ha sido capaz de desarrollar un fármaco que actúa ligando los linfocitos con las células tumorales de las pacientes de cáncer de mama triple negativo, evitando que estos ataquen a células sanas.

“Pero esto solo va a beneficiar a un 10% de las pacientes. Se puede pensar que es muy poco, pero actualmente el camino que estamos siguiendo es el de la personalización de tratamientos. No se trata tanto de buscar algo que sirva para todas las pacientes, sino de algo que cuando funcione, las pacientes obtengan un gran beneficio” apuntó Arribas.

En esta misma idea de la gran complejidad del cáncer de mama incidió también Patricia Villagrasa. “El gran reto que tenemos es dar con el objetivo adecuado a tocar. Y aquí los ensayos clínicos tienen un papel clave, para identificar biomarcadores que nos puedan servir como guía”. Expuso también en su intervención como están aprovechando el tiempo que hay entre la detección de un tumor y la operación para ensayar y probar fármacos. “Así podemos ver como responde al tratamiento el tumor y nos ofrece una gran información útil a los investigadores”.

Pero tan importante como investigar es que los oncólogos entiendan cual es el trabajo que se está llevando a cabo en los laboratorios y así lo explicó Tomás Pascual. “Eso nos va a permitir llevar a la consulta cuanto antes los avances, y de ahí recoger datos que puedan regresar a estos mismos laboratorios para seguir con la investigación”. Pascual incidió nuevamente en la gran variabilidad que existe dentro del cáncer de mama pero que al mismo tiempo existen una gran variedad de opciones que permiten adecuar los tratamientos en cada caso.

“Para nosotros el reto está en saber comunicar estos avances a los pacientes y explicarles en que situación se encuentra cada uno. Porque es muy importante hacerles entender que no todos los avances sirven para todo el mundo” recalcó Tomás Pascual. Y para eso la relación entre médico y paciente es fundamental, como no dudó en resaltar Maribel Granados. “Es muy importante para el paciente saber que hay gente que está luchando por él”.

Pacientes con metástasis

Sin duda uno de los grandes problemas que ha habido en los últimos años ha sido el de pacientes con metástasis, que hasta hace poco se consideraban incurables. Pero los últimos avances están arrojando algo de luz sobre esta situación y el panorama ya no resulta tan desolador. Buena parte de culpa en esto lo está teniendo la inmunoterapia. “Estoy seguro de que será la solución para la metástasis. En otros tumores ha sido eficaz y en cáncer de mama no tanto, pero parece que esto va a cambiar” resaltó Joaquín Arribas, quien una vez más se quiso mostrar muy cauto al respecto. “Todavía estamos muy lejos de eso”.

Villagrasa también coincidió con Arribas en señalar como las últimas terapias que se centran en manipular el sistema inmune son una gran oportunidad de futuro, en especial de las pacientes en estado metastásico, debido a la facilidad de este de acceder a todas las partes del cuerpo. “Y todo esto no sería posible sin las pacientes, ya que sin ellas no podríamos investigar”.

Share Button