Go to Top

Barcelona reduce las desigualdades de salud entre sus barrios, según el Informe de Salud 2017

Un año más la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB) ha elaborado su informe de salud, algo que viene haciendo desde 1983. Se trata de una herramienta fundamental para conocer el estado de salud de la ciudadanía y cómo responden las diferentes políticas sanitarias puestas en marcha desde el Ayuntamiento. Y a la vista de los resultados obtenidos, en este último año han funcionado bien para conseguir reducir las desigualdades entre los barrios más pobres y los más ricos.

Así se extrae de los datos ofrecidos en la presentación del Informe que tuvo lugar el pasado martes en el propio Ayuntamiento de Barcelona, y en la que ha colaborado una vez más Galènia. Indicadores como la obesidad o la tasa de embarazos juveniles constatan esta mejoría en las diferencias socioeconómicas. “El tema de las desigualdades es un tema prioritario para este gobierno, que se ha puesto sobre la mesa desde el primer día. En este informe vemos como se produce una disminución de las desigualdades que demuestra cómo las políticas que se han llevado a cabo están teniendo un mayor impacto en la población más desfavorecida”, explicó Gemma Tarafa, comisionada de Salud en el Ayuntamiento de Barcelona.

Las condiciones socioeconómicas influyen de una forma directa en la salud de las personas. Se ha comprobado que aquellas personas en situación de desempleo por tiempo prolongado tienen más problemas de salud mental, por ejemplo. Así, desde el Ayuntamiento de Barcelona tienen clara la necesidad de un abordaje transversal en materia de salud. “Si mejoramos las políticas de todos los ámbitos de la vida, está claro que lograremos mejorar también los indicadores de salud”, explicó Laia Ortiz, teniente de Alcaldía de Derechos Sociales.

Récord en la esperanza de vida

Otro de los datos que se extraen de este Informe de Salud es un nuevo incremento en la esperanza de vida de los barceloneses, que alcanza de esta forma un nuevo récord. Así los varones han superado por primera vez los 81 años mientras que las mujeres se sitúan ya en los 86,9 años. Además de ser las cifras más altas de la historia sirven para colocar a Barcelona un poco por encima de la media tanto de Cataluña como de España.

Todos los barrios de la ciudad han experimentado un incremento en la esperanza de vida, pero este ha sido incluso superior en los barrios más pobres. De esta forma también se ha logrado reducir las desigualdades existentes y así, de los 4,3 años de diferencia que había en el periodo de 2011 a 2013, se ha pasado a tan solo 2,4 años entre el 2014 y el 2016.

“Otro indicador para ver las desigualdades en salud es el de la obesidad y sobrepeso, en donde también se ha constatado una reducción en las diferencias entre las clases sociales más y menos favorecidas. A pesar de que son bastante estables, la tendencia es a la reducción”, continuó explicando Carme Borrell, gerente de la ASPB.

También se ha podido observar como la tasa de embarazos juveniles, más frecuentes en los barrios con rentas más bajas, ha disminuido de forma notable en la última década. Así, durante el año 2017 se han producido 537 embarazos en esta población, las cifras más bajas desde el año 2003. Programas como SIRIAN, de promoción de la salud sexual y reproductiva, o el de salud escolar Parlem-ne, no et tallis están detrás de la mejora de estas cifras.

Enfermedades infecciosas al alza

Un capítulo en el que todavía es necesario mejorar es el de las enfermedades e infecciones transmisibles. Aunque las cifras de la tuberculosis son buenas, reduciendo su incidencia a 16,5 casos por cada cien mil habitantes, muy por debajo de lo sucedía en décadas pasadas, no sucede lo mismo con algunas de las principales infecciones de transmisión sexual.

Ya el año pasado se había visto como se producía un incremento muy notable en los casos de gonococcia y de sífilis, de un 149% en el primer caso y de un 88% en el segundo. En este 2017 aunque la tendencia sigue siendo de crecimiento, en parte se ha logrado frenar, y así los casos de gonococcia han aumentado un 30% y los de sífilis un 10%. “En aquel momento se había producido un cambio metodológico que podía explicar en cierto modo este incremento. Este año es posible que parte del incremento se deba todavía a este cambio, pero también a una posible mayor incidencia de estas enfermedades, algo que se ha constatado también en el resto de España y Europa”, explicó Gemma Tarafa.

Por lo que respecta a las infecciones por VIH estas se mantienen estables, aunque sigue tardándose mucho en su diagnóstico y así hasta en un 43,2% de los casos este se produce con retardo. “Por ese motivo estamos trabajando mucho en el aumento de los programas de detección precoz, facilitando la realización de pruebas que ayuden en el diagnóstico en entornos como discotecas, pubs o saunas, ya que es en el colectivo de los hombres que mantienen relaciones con hombres donde se producen más contagios”, siguió relatando Tarafa.

La calidad del aire necesita mejorar

Otro de los capítulos en donde Barcelona necesita mejorar de forma notable es el de la contaminación. Como novedad este año se ha facilitado por primera vez las muertes que son atribuibles a la mala calidad del aire, que en este 2017 han sido 354 personas, mientras que en el 2016 fueron tan solo 266. Esto es posible gracias al nuevo sistema de vigilancia del impacto sobre la salud de la contaminación del aire en Barcelona (VISCAB), que ha sido impulsado por la ASPB y que es pionero en el Estado Español.

Los indicadores de contaminación atmosférica no son nada halagüeños y así el 70% de la población de Barcelona está expuesta a niveles de óxido de nitrógeno (NO2) superiores a los que recomienda la OMS y hasta el 98% de la población lo está a concentraciones de partículas PM10. “Está claro que es necesario impulsar medidas estructurales que ayuden a la reducción de tráfico de vehículos en la ciudad, que es la única manera de poder reducir estas cifras”, apuntó Gemma Tarafa.

Desde el año 2003, Galènia viene colaborando con la ASPB tanto para preparar el Informe como en la presentación de los resultados en el Pleno del Ayuntamiento. Además, la ASPB ha confiado en nuestra agencia para la reformulación del Informe en función de las nuevas necesidades y dotando de personalidad propia a cada documento.

Share Button