Go to Top

El Campus Gutenberg abordó el papel de las asociaciones de comunicación en la divulgación de la ciencia

¿Cuál es el papel de las asociaciones en el contexto de la divulgación científica? ¿Aportan algún tipo de valor en una sociedad cada vez más individualizada? Para responder a estos y otros interrogantes, el Campus Gutenberg organizó una mesa redonda en la que participaron representantes de las principales asociaciones de comunicación científica que hay en España y Cataluña.

En esta actividad participó Margarida Mas, como delegada territorial de Cataluña de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS), quien en su primera intervención señaló la gran diversidad de personas que forman parte de esta asociación. Uno de cada cinco miembros de la ANIS trabaja en un medio de comunicación, el resto lo hace en departamentos de comunicación de hospitales, centros de investigación, industria, así como entornos digitales y otras áreas que son el reflejo de un ecosistema cada día más y más diverso. Después en la ANIS hay muchos socios que son profesionales freelance, porque esta es la realidad del colectivo de comunicadores hoy en día y así se refleja en nuestros asociados.

Además, Margarida Mas no dudó en señalar el amparo y apoyo que la ANIS da a sus asociados. “Pero también hemos salido en defensa de compañeros que no pertenecen a nuestra asociación pero que han sido objeto de acciones de acoso, porque entendemos que nuestra labor es velar por unas buenas prácticas en comunicación”. También destacó en su intervención la importancia de fomentar la formación de los profesionales. “En un contexto donde se acaban hipertrofiando las tareas al final del día, es importante saber optimizar el trabajo y aquí es donde radica la importancia de esta formación”.

Raül Toran, presidente de la Associació Catalana de Comunicació Científica, explicó como hoy en día existen multitud de diferentes asociaciones. “Por eso es más importante que nunca el colaborar unas con otras. Por eso hacemos también descuentos a miembros de otras asociaciones amigas en nuestros eventos. Se trata de sumar siempre, trabajando por la divulgación de la ciencia”.

Sobre la cantidad de asociaciones que existen, Margarida Mas apuntó que el hecho de pertenecer a una no implica necesariamente exclusividad. “Yo además de ser la delegada de la ANIS también soy socia de la Asociación Española de Comunicación Científica (AECC) y de la Asociación de Comunicadores de Biotecnología (ACB). Y como yo, sé que otros compañeros también compaginan varias asociaciones. Una afirmación que no dudaron en corroborar al momento el resto de los ponentes.

“Asociarse es la única forma de poder cambiar el mundo hacia donde uno quiere”. Así empezó a defender Óscar Menéndez, director ejecutivo de la Asociación Española de Comunicación Científica  la importancia de formar parte de alguno de estos colectivos de profesionales. Por su parte Roi Villar, presidente de la Asociación de Comunicadores de Biotecnología abundó en esta idea. “Es necesario que entre todos podamos cambiar un poco el mundo y para eso asociarse es fundamental”.

Patricia Laiz, del Scientists Dating Forum, señaló en su presentación como el objetivo de su asociación era servir de nexo entre la comunidad científica y el entorno que la rodea. “Buscamos conectar a los científicos con el contexto político, económico y social y servir también de punto de encuentro para que puedan hablar”.

Entre las ideas que se pusieron sobre la mesa en el debate, Margarida Mas se refirió al trabajo llevado a cabo por muchas de estas asociaciones para evitar la precarización del colectivo de comunicadores, a pesar de las dificultades que esto supone por su gran heterogeneidad. “Lo que hace uno no vale para el resto y por eso establecer unas tarifas mínimas quizás no sea lo más apropiado. Pero es importante velar por evitar esta precarización, y este es uno de los objetivos de la ANIS”.

“Nosotros no disponemos de socios suficientes para poder hacer una presión en un momento en el que están desapareciendo los convenios colectivos, pero desde la AECC por ejemplo vigilamos las ofertas de trabajo que se ofrecen a través de nuestra plataforma para que sean mínimamente dignas”, explicó sobre este asunto Óscar Menéndez. Roi Villar también considera complicado el tema de la precarización. “En esta coyuntura actual hacer sindicatos de comunicadores o establecer tarifas mínimas considero que es muy poco eficaz”.

Una realidad heterogénea

Las asociaciones de comunicadores de la ciencia reúnen a buena parte de quienes se dedican a divulgar e informar de ciencia en España. Pero esta realidad es muy heterogénea con perfiles de lo más variado, como no dudaron en expresar todos los ponentes. “Por eso, desde la AECC pensamos que era una buena idea hacer un selfie para saber quiénes somos y en qué condiciones nos dedicamos a esta labor de la divulgación científica”, explicó Óscar Menéndez.

Para responder a estas preguntas y mirarse en el espejo, la AECC realizó una encuesta a la que invitaron a participar no solo a sus socios sino también a los de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental (APIA), la ANIS, la ACCCDivulgACCIÓN de Galicia. El resultado es un documento que Óscar Menéndez invitó a revisar para poder entender mejor esta diversidad y plantear sobre qué aspectos es más necesario intervenir.

Share Button