Go to Top

¿Cómo no acabar en la papelera de la redacción?

Aprovechando la experiencia acumulada tras muchos años al frente de Galènia, Margarida Mas ha realizado en los últimos meses algunas conferencias sobre cómo optimizar los envíos de notas de prensa en un momento en que los periodistas de los medios se ven bombardeados diariamente por multitud de correos electrónicos.

La primera fue durante el Campus Gutenberg, en el mes de septiembre, en forma de taller. La charla contó con bastante público, que se mostró muy participativo durante el tiempo de debate y que agradeció los consejos que se brindaron durante la charla, que duró poco más de una hora.

La última de las conferencias fue la semana pasada en la Universitat de Lleida. Margarida Mas impartió una conferencia en el Màster de Recerca Biomèdica de la UdL, en las dependencias del Institut de Recerca Biomèdica de Lleida (IRBLleida) – Hospital Arnau de Vilanova, en la que orientó los consejos pensando en un público investigador que tarde o temprano tendrá resultados para comunicar sobre sus trabajos.

“Según los datos del Infonómetro de Salud de 2018, el 70% de los periodistas publican entre el 10 y el 30% de las notas de prensa que reciben. Asumir que muchas veces acabaremos en la papelera es parte del juego, pero también podemos optimizar nuestros esfuerzos para que esto no suceda siempre”, comenzó Margarida Mas.

Así, una de las ideas sobre las que hizo más hincapié fue en la necesidad de seleccionar adecuadamente los temas que se van a enviar como nota de prensa. “Es evidente que para vuestro investigador su trabajo es el más importante del mundo, pero eso no quiere decir que lo sea para los periodistas. Hay que ser muy realistas con las opciones de noticiabilidad que tienen los trabajos”, explicó Margarida Mas.

Vigilar el envío del e-mail y el cuidado con la redacción

En las conferencias orientadas a periodistas y comunicadores, Margarida Mas subrayó la importancia de un asunto que explique el contenido, un cuerpo del correo donde se resuma lo más importante o tener cuidado con las horas de envío. Estas son tres de las claves para pasar el primer filtrado de los periodistas y conseguir atraer su atención. “Las llamadas de comprobación hay que vigilarlas, no hacerlas de forma sistemática. Pero es cierto que a veces pueden servir si vemos que un tema que nosotros consideramos que es importante no está siendo atendido de la forma adecuada”.

Titular adecuadamente es garantizarse también el superar los filtros de los periodistas. Pero muchas veces las instituciones no permiten ser creativos en este asunto y no resulta fácil. Por eso, los subtítulos y el primer párrafo de la nota de prensa pueden ayudar a mejorar el atractivo de la nota. “Sobre todo es importante no crear falsas expectativas que luego no se correspondan con la realidad. Podremos marcarle un gol a un periodista una vez, pero luego no volverá a comprarnos nada y eso juega en nuestra contra”, aconsejó Margarida Mas.

En su charla Margarida Mas también hizo referencia a la importancia de cuidar la estructura de la pirámide invertida, donde lo más importante irá siempre al principio de la nota. “A mí particularmente me gusta incluir en el medio un párrafo muy técnico, para medios que sean especializados. Así, aquellos más generalistas, quitándolo en bloque, pueden usar igualmente la nota sin necesidad de que hagamos dos o tres versiones diferentes de la misma cosa”.

¿Y las ruedas de prensa?

Margarida Mas se mostró muy cauta sobre la conveniencia de convocar ruedas de prensa. “Es algo que hemos de valorar mucho y no soy muy partidaria de ellas. Tiene que ser algo muy grande para asegurarte de que no te vas a quedar sola con el investigador o que haya más gente en la mesa que periodistas atendiendo a la rueda”, comentó.

Pero, si uno decide lanzarse a la piscina finalmente, la directora de Galènia expuso una serie de puntos clave que se han de tener muy en cuenta. Lo primero, que la fecha la y hora sean claras y visibles, sin que haya gazapos que puedan dar a malentendidos. Además aconsejó incluir instrucciones precisas de cómo llegar. Parece una obviedad pero “sería muy triste que consiguieras finalmente que el periodista viniera a tu rueda de prensa y que al final este se perdiera por el camino”, bromeó Margarida Mas.

Además aconsejó que la convocatoria no se haga con mucho tiempo de antelación, para evitar caer en el olvido. Y si, por las razones que fuera, fuese preciso hacerlo, enviar un recordatorio el día antes no está de más. “De lo contrario, con que la convocatoria se haga dos o tres días antes del evento es más que suficiente.

La charla acabó explorando nuevas posibilidades que ofrecen las tecnologías de la comunicación, como las video-noticias o las ruedas de prensa en streaming. También de cómo aprovechar herramientas como Whatsapp. “No mandaré una noticia por Whatsapp, pero sí me sirve para llamar la atención de los periodistas sobre un tema que haya enviado por correo electrónico con anterioridad. A mí, es algo que me está funcionando bien”.

Share Button