Go to Top

El Día Mundial Contra el Cáncer es cada día

Seguro que más de una vez que te has preguntado: ¿por qué existe el Día Mundial del Cáncer? El Día Mundial Contra el Cáncer, para quienes lo viven de cerca, es cada día. Pero para quienes, por fortuna, aún no nos ha tocado de cerca, hace falta que nos lo recuerden. Que se visibilice la enfermedad, que nos digan qué podemos hacer. Para recibir información sobre en qué punto estamos, para saber cómo ayudar, si es que podemos, a la investigación en general o a esa persona que lo está pasando mal.

En definitiva, es un día que ayuda a que tomemos consciencia de una enfermedad que acabará afectando a 1 de cada 2 hombres y a 1 de cada 3 mujeres. No todos los mensajes son negativos en este día. En los últimos años se ha logrado avanzar más en su curación, trabajando por conseguir la cronificación de esta patología.

En este Día Mundial Contra el Cáncer también se ha querido incidir en la importancia de sumar todos los esfuerzos individuales. Después del éxito de las campañas de los tres últimos años, este 2019 tenemos que responder quiénes somos y qué haremos contra el cáncer bajo el lema “Yo Soy y Voy A”. En esta campaña nos animan a impulsar el cáncer como una prioridad en la salud mundial y a aportar nuestro grano de arena en la reducción de la afectación por el cáncer.

Cuanto más sepamos del cáncer, más vidas podremos salvar

Todos los investigadores inciden en una misma idea y esta es la importancia de entender los mecanismos que hay detrás de la enfermedad. Sabiendo cómo funciona es más fácil poder idear nuevas estrategias que ayuden a mejorar las tasas de supervivencia. La investigación, en definitiva, salva vidas. Y queda mucho trabajo todavía por hacer.

Tanto es así que cada año 9,6 millones de personas mueren de cáncer, siendo la segunda causa de muerte en el mundo. Esto supone un dato terrible, sobre todo si tenemos en cuenta que al menos un tercio de los cánceres más comunes pueden llegar a evitarse. Por eso, trabajar en la divulgación de esto resulta de gran importancia. Y es que, con estrategias de prevención, detección temprana y tratamiento adecuadas a los recursos, podrían llegar a salvarse hasta 3,7 millones de vidas al año.

¿Se puede prevenir el cáncer?

Los cánceres pueden deberse a múltiples causas y, al igual que en otras enfermedades, la mayor parte de ellos son consecuencia de la exposición a diversos factores causales distintos. Es importante recordar que, aunque algunos factores no pueden modificarse, alrededor de un tercio de los casos de cáncer puede evitarse reduciendo riesgos asociados a la conducta y la alimentación.

Hay factores de riesgo que sí podemos controlar:

  • Alcohol: el consumo de alcohol puede aumentar el riesgo de 6 tipos de cáncer.
  • Sobrepeso y obesidad: el exceso de peso se ha relacionado con un mayor riesgo de desarrollar 12 tipos diferentes de cáncer.
  • Alimentación y nutrición: según los expertos, la alimentación y la ingesta nutricional, sobre todo en el caso de las dietas con mucha carne roja, carne procesada y alimentos con sal y con poca fruta y verdura, repercuten en el riesgo de cáncer.
  • Actividad física: la actividad física habitual no solo ayuda a reducir el exceso de grasa corporal y el riesgo de cáncer asociado, sino que mantenerse activo físicamente puede ayudar a minimizar el riesgo de desarrollar cáncer de colon, de mama y de endometrio.
  • Tabaco: el humo del tabaco contiene al menos 80 sustancias diferentes que causan cáncer.
  • Radiación ionizante: la exposición prolongada y sin protección a la radiación ultravioleta del sol, las lámparas solares y las camas bronceadoras también puede causar melanoma y neoplasias malignas en la piel. ¡Evita el sol y usa protector!
  • Sustancias que producen cáncer: mantente informada de los descubrimientos y lee las etiquetas de los productos para evitarlas.

¿Qué podemos hacer contra el cáncer?

Lo primero: cuidarnos, cuidar nuestra salud y la de nuestra familia. Evitar en lo posible los factores de riesgo.

Mantenernos informados e informar a los demás, huir de los bulos o la información alarmista. Solo generan confusión y evitan que lleguen los mensajes correctos. Cuando recibas información siempre contrasta las fuentes antes de reenviarla. Sigue a Salud sin Bulos o si tienes una consulta puedes descubrir o aclarar los principales mitos y pseudoterapias que circulan en torno al cáncer con el chatbot de Cáncer Sin Bulos.

Mantenernos informados nos ayudará a enfrentarnos mejor a la enfermedad y a entender a quienes la padecen. Al mantenernos informados sabremos que se puede hacer más por el cáncer, podremos ayudar a aumentar la concienciación pública y a presionar para que políticos y organizaciones actúen y aumenten su compromiso para luchar contra esta enfermedad.

Cataluña, un referente en la oncología europea

Barcelona y la BioRegión de Cataluña en los últimos años han llegado a convertirse en un punto de encuentro de referencia biomédica internacional. Desde la investigación básica hasta los tratamientos a los pacientes, toda la cadena de investigación está presente en la zona dándole un gran valor al trabajo que aquí se realiza, y así lo ha resaltado Biocat aprovechando también la celebración de este Día Mundial Contra el Cáncer.

Hasta 14 centros de investigación con actividad en oncología se dan cita en esta BioRegión, con instituciones del nivel del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), el Institut de Recerca Biomèdica de Barcelona (IRB Barcelona), el Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (IMIM) o el Centre de Regulació Genòmica (CRG) entre otros. Gracias al trabajo de investigación que se lleva a cabo en todos estos centros, una media de 600 artículos científicos en oncología se publican cada año, según el Portal bibliométrico de la BioRegión de Cataluña impulsado por el Biocat.

Así, aquí se han establecido o desarrollado hasta 50 empresas biotecnológicas y farmacéuticas con algún tipo de actividad relacionada con la oncología. De todas estas, 16 han sido spinoffs creadas directamente por los investigadores desde las entidades de investigación, como es por ejemplo el caso de Peptomyc o de Mosaic Biomedicals, ambas spinoff del VHIO.

Todo esto se traduce en que los pacientes tienen un acceso más rápido a los medicamentos de última generación que se desarrollan. Tanto es así que ahora mismo ya se están llevando a cabo más de 1.400 ensayos clínicos y 4 fármacos oncológicos se están desarrollando aquí. Esto supone, por ejemplo, que solo el Hospital Vall d’Hebron en el año 2017 llegó a reclutar a más de 1.000 pacientes para estudios en oncología. Unos pacientes que pudieron aprovecharse de los últimos adelantos con unos costes muy inferiores al de otras regiones de Europa y Estados Unidos.

Share Button