Go to Top

Un MWC cada día “más SALUD(able)“

Un año más, Barcelona ha acogido otra edición del Mobile World Congress (MWC), la mayor cita del mundo en innovación tecnológica. Entre el 25 y el 28 de febrero se presentaron no solo las últimas novedades del mundo del móvil, sino también las últimas propuestas para aprovechar el desarrollo de las TIC en la actualidad. Como no podía ser de otra forma, la salud ha tenido un espacio importante en el congreso.

Y es que la irrupción del teléfono móvil ha transformado nuestro día a día. La posibilidad de estar conectados las 24 horas del día y la facilidad para transmitir y recoger datos de los dispositivos han transformado el modelo de asistencia. La presencia física ya no es algo indispensable y la posibilidad de recibir atención sin desplazarnos gana enteros. No es tanto aprovechar una oportunidad como atender a las nuevas exigencias de pacientes que ven en sus dispositivos móviles una nueva ventana al mundo. Es la transformación digital.

El 5G viene a salvar vidas

Sin duda, el gran protagonista de esta edición del MWC ha sido la tecnología 5G, una nueva generación de telefonía móvil cuyas posibilidades plantean una verdadera transformación del día a día. No se trata solo de una mayor velocidad de transmisión de datos –que permite por tanto enviar y recibir archivos mucho más grandes en menos tiempo­–, sino sobre todo de la reducción de la latencia y la posibilidad de la multiconexión lo que hace que este 5G se plantee como la gran revolución tecnológica de los próximos años.

Por supuesto, el 5G también supone un importante avance en el campo de la salud y la medicina abriendo la puerta a un gran sueño de muchos: las operaciones en remoto. Todavía es pronto para pensar en la posibilidad de que un cirujano pueda manejar un robot para operar a un paciente a distancia, pero es cierto que con el 5G esta utopía ya no se vislumbra tan lejana.

La reducción de la latencia es la clave en este sentido. La latencia es el tiempo que tarda en transmitirse un paquete dentro de la red, y es un factor clave en las conexiones a Internet. En función de la conexión que tengamos, esta latencia será mayor o menor. La latencia influye, por ejemplo, en el tiempo que tarda en cargar una web. Y con el 5G el tiempo de latencia llega a disminuir hasta un quinto de segundo, o lo que es lo mismo, casi en tiempo real.

Operaciones telemonitorizadas

Gracias a esta reducción es posible que desde una gran distancia un médico especialista pueda guiar a otros en el transcurso de una operación o ayudar a tomar decisiones cuando se produce un contratiempo sin necesidad de llegar hasta el paciente. Es la telemonitorización, un paso previo muy importante con el que se espera que se pueda empezar a salvar vidas.

Antonio de Lacy es el jefe del Servicio de Cirugía Gastrointestinal del Hospital Clínic y ha sabido aprovechar las ventajas de esta nueva generación de telefonía móvil, al realizar la primera operación telemonitorizada del mundo. Mientras un equipo en el quirófano del Hospital Clínic realizaba una sigmoidectomía laparascópica para extirpar un tumor colorrectal, De Lacy daba instrucciones desde el recinto ferial del MWC. “Esto es solo el primer paso para alcanzar nuestro sueño, que no es otro que el de poder llegar algún día a operar a distancia”, apuntó Antonio de Lacy.

En esta primera operación ha sido fundamental la colaboración de Vodafone, que ha apostado muy fuerte para convertir Barcelona en un laboratorio del 5G internacional. “El 5G servirá para mejorar la calidad de vida de las personas. Conectado a vehículos para que sean más seguros, drones para el control de incendios o vehículos industriales. Pero, de todo esto, la posibilidad de conectar a los cirujanos en tiempo real estoy convencido de que será lo que más impacto tendrá en la vida de las personas”, explicó Carlos Grau, CEO de Mobile World Capital.

También se abre la puerta con esto a la democratización del conocimiento, al ser posible que expertos cirujanos puedan instruir desde la distancia a médicos que no tienen la posibilidad de desplazarse. “Esto permitirá salvar vidas en el futuro. En países poco desarrollados como en África será posible que un cirujano ayude en la toma de decisiones críticas a equipos menos expertos en operaciones complejas. Para nosotros es una responsabilidad el ofrecer una educación libre alrededor de todo el mundo, y que la tecnología sirva para educar a la gente es nuestra meta”, ha apuntado Rod Menchaza, CEO de AIS Channel, que también participó en el desarrollo de toda la tecnología necesaria para llevar a cabo la intervención en el MWC.

Ambulancias con 5G

No ha sido la única presentación del MWC donde el 5G y la salud han sido protagonistas. También la Generalitat tiene previsto sacar partido de esta nueva generación de telefonía móvil y presentó el proyecto piloto de la primera ambulancia conectada con 5G en el marco del congreso, que forma parte del proyecto que quiere impulsar para desarrollar esta nueva tecnología en Cataluña.

Gracias a un sistema de cámaras y sensores conectados que transmiten las constantes del paciente en tiempo real, desde el hospital y en remoto, un médico es capaz de ver lo que está sucediendo y dar las instrucciones necesarias al personal de la ambulancia. Cuatro cámaras transmiten en alta definición lo que pasa en la ambulancia. Una de ellas tiene la capacidad de acercarse al paciente y hacer zoom, la segunda ofrece un plano general y lleva incorporado un altavoz y un micrófono. Las dos restantes son exteriores y servirán para grabar imágenes en situaciones como atentados terroristas o accidentes de tráfico cuando sea preciso.

Internet de las cosas #IOT

Pero el 5G no solo es fundamental por la reducción de la latencia; también por permitir la multiconexión de equipos, algo que ayudará a desarrollar, y mucho, lo que se conoce como el Internet de las cosas. Es un concepto que se refiere a una interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Es, en definitiva, la conexión de internet con más objetos que con personas. Por ejemplo, si los libros, termostatos, refrigeradores o botiquines entre otros estuvieran conectados a Internet y equipados con dispositivos de identificación, no existirían, en teoría, artículos fuera de stock o medicinas caducadas. Sabríamos exactamente su ubicación o cómo se consumen en el mundo y sabríamos qué está encendido y qué está apagado en todo momento.

“Ahora será posible monitorizar a los pacientes desde sus domicilios y saber en tiempo real cuál es su estado y sus constantes, recibiendo todos estos datos que nos ayudarán a prevenir crisis que puedan hacer necesario su ingreso. Este control remoto del paciente también es muy importante”, comenta Josep Maria Campistol, CEO del Hospital Clínico de Barcelona

“Estamos ante una revolución. Y sus consecuencias las veremos en el sector de la salud con mejores tratamientos, mejores servicios y una mejor calidad de vida de las personas. Tenemos que promover la salud digital para que esta sea más eficiente y más eficaz”, señaló Kate Wu, jefa de marketing estratégico de Taitra –la principal organización sin fines de lucro que promueve el comercio en Taiwan–, que en el MWC ha presentado las principales novedades desarrolladas por empresas de este país asiático en temas de salud.

Todo esto se espera que tenga un impacto en indicadores de la salud, como es por ejemplo la esperanza de vida. Con las nuevas tecnologías que se están desarrollando la industria espera que antes del 2029 la esperanza de vida pase de los 80 a los 85 años y en esto el papel del Internet de las cosas se espera que resulte fundamental.

Share Button