Go to Top

El Congreso de ANIS muestra las últimas tendencias en comunicación sanitaria

Fiel a su cita de todos los años, un nuevo congreso de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) tuvo lugar, alcanzando con esta su decimoquinta edición. En esta ocasión Oviedo fue la ciudad escogida para acoger el mayor evento en España de profesionales de la comunicación sanitaria. Allí, entre el 5 y 7 de abril las instalaciones del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega dieron cabida a los 180 informadores sanitarios que durante tres días repasaron el panorama de la comunicación en salud.

Así se pudo hablar entre otras cosas de los desafíos éticos que suponen las nuevas técnicas de edición genética como el CRISPR, o de como la revolución digital está transformando la manera de hacer periodismo y la necesidad de adoptar nuevos roles que se adapten a esta realidad cambiante. También hubo tiempo para un tema tan de actualidad como es el de la lucha contra los bulos en salud.

Inauguración de lujo

En esta ocasión el Congreso de ANIS contó con una inauguración de auténtico lujo, con la presencia de la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, el consejero de Sanidad del Principado de Asturias, Francisco del Busto, y la concejala de Atención Social del Ayuntamiento de Oviedo, María Luisa Ponga, que estuvieron acompañados por el presidente del IOFV, Luis Fernández-Vega, y por el presidente de ANIS, Emilio de Benito.

Cada vez más crece la preocupación por los bulos en materia de salud y, como no podía ser de otra forma, en este XV Congreso de ANIS estuvieron muy presentes. “Parece mentira que los bulos hayan logrado hacerse un hueco tan importante y que tengamos que dedicar tantos esfuerzos a combatirlos. Que la información pueda correr con rigor y contrastada es fundamental, y por eso es importante el trabajo de los informadores sanitarios”, apuntó Carlos Busto.

Sobre la importancia en este aspecto de los informadores como nexo entre el origen de la noticia y los ciudadanos también quiso incidir en la inauguración la ministra María Luisa Carcedo. “Tenemos que cuidar mucho cómo se informa a la ciudadanía y los desafíos que los bulos que están apareciendo en la sociedad. Las redes sociales, donde se informan sobre todo los jóvenes, se están convirtiendo en un caldo de cultivo muy eficaz para la transmisión de estos bulos.

María Luisa Carcedo no dudo en señalar cómo movimientos como los anti-vacunas o las pseudoterapias están suponiendo un coste importante en materia sanitaria y cómo la transmisión de estas falsas noticias no está relacionada con un bajo nivel educativo. “La homeopatía es una terapia que tiene más éxito entre las personas con más estudios universitarios. De quienes la usan, solo el 15% no tiene estudios o solo primarios, frente al 26% que son universitarios”.  Aunque no dudó en señalar como también las instituciones tienen una parte de culpa por la inacción de tantos años en enfrentarse con estas pseudoterapias.

Tras la inauguración, la ministra María Luisa Carcedo compartió media hora más en la que fue interpelada sobre diferentes temas de actualidad en materia sanitaria. Así hizo referencia al caso de Ángel Hernández, acusado por haber ayudado a morir a su esposa, afectada de esclerosis múltiple. “La Ley Penal está vigente y dice lo que dice. La legislación no se ha modificado y pudo haber sido aprobada de sobra esta nueva ley, pero su tramitación ha sido detenida una y otra vez, empezó explicando María Luisa Carcedo, quien también explicó el compromiso con el grupo de Ciudadanos para que, una vez aprobada la Ley de Paliativos, se desbloqueara la de la eutanasia, recalcando que ambas son leyes diferentes y como la segunda requiere la modificación del Código Penal mientras que la primera no. “La paradoja es que al final ninguna de las dos ha sido aprobada”.

Otros temas sobre los que habló la ministra fueron los altos costes de las nuevas terapias para algunas enfermedades y la necesidad de su inclusión en la cartera de servicios de una forma ordenada, o la polémica sobre la incorporación de profesionales de enfermería en los centros de enseñanza. La falta de unidad en el calendario vacunacional, la lucha contra los bulos en sanidad o el por qué la homeopatía todavía no había sido catalogada como pseudoterapia también son temas que se abordaron.

Edición genética y ética

El gran desarrollo de las técnicas de edición genética en los últimos años ha permitido un avance sin precedentes en el tratamiento de algunas enfermedades que hasta hace poco se consideraban incurables. La difusión de la técnica CRISPR sin duda ha contribuido al desarrollo exponencial de las posibles aplicaciones. “Estas tijeras moleculares que pueden cortar el ADN han venido a revolucionar muchas cosas, como la modificación genética de plantas y animales para la producción de alimentos, la reversión de la resistencia de los antibióticos, el almacenamiento de información en biomoléculas o el tratamiento de enfermedades”, explicó Mario Fernández-Fraga, del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Sin embargo, los expertos coincidieron en señalar la necesidad de la prudencia, al no estar todavía claras todas las implicaciones que este método de edición puede conllevar, y la necesidad de realizar muchas más investigaciones. “La seguridad de las técnicas se tiene que garantizar y han de ser unos riesgos admisibles, partiendo siempre desde el principio de precaución”, señaló César Nombela, del CSIC, quien también apuntó que, con todo, el CRISPR ha venido para quedarse.

En este punto, Marcelo Palacios, presidente del Comité Científico de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), recalcó la importancia de recordar el matiz de que todos estos cambios que se llevan a cabo no deben en ningún caso poder ser transmisibles a futuras generaciones. “Y esto es algo que sí se ha modificado en el reciente caso del investigador chino que modificó genéticamente a dos gemelas y que ha cambiado su genoma natural”.  Otra cosa es la selección de embriones que no portan una enfermedad, como muy bien recordó Mario Fernández-Fraga, quien apuntó a la controversia existente sobre posibles mutaciones adicionales al cambio que se busca. “Ahí estoy de acuerdo en que hay que ser muy preciso para no mutar más de lo que queremos”.

El periodista multitarea y la revolución digital

La digitalización y la importancia cada vez mayor de Internet han cambiado la vida diaria de mucha gente. Y por supuesto los periodistas no son una excepción. Nuevos formatos, nuevas fuentes de información, nuevas tendencias y exigencias han venido para transformar la forma de entender la labor periodística. Y entre todos los conceptos, uno que se repite con mayor frecuencia es el del periodista multitarea.

Miguel Ángel de la Cámara, en su taller sobre esta nueva realidad, aprovechó para ofrecer consejos sobre algunas herramientas que hacen más fácil la labor del periodista, como Paper.li o Scoop.it, que ayudan en la curación de contenidos, u otras como Google Drive, Dropbox o Pinterest, que sirven como repositorios. “La tecnología y la digitalización de la información están revolucionando el periodismo. El rastreo de nuevos datos nos da muchas posibilidades que ahora mismo no estamos aprovechando”.

Toda esta transformación está motivando la aparición de nuevas formas de hacer periodismo. “Las cámaras están generando nuevos datos continuamente. Una foto de 360o da mucha más información que una foto plana”. En este sentido también apuntó a las posibilidades que los sensores pueden proporcionar para recabar información y que actualmente están infrautilizados. “Antes se decía que el gran valor del periodista era su agenda. Ahora no solo es la agenda, sino cómo ordenas la información”.

Cambios en los roles

Actualmente el 94% de los usuarios consume información a través de Internet y existen más de 3.400 cabeceras digitales. Esto supone un verdadero cambio, un paso de lo estático a lo móvil, de lo analógico a lo digital. “Y esto se traduce en primer lugar en un empoderamiento de la audiencia. Los receptores ya no están solo esperando la información y ellos también se han convertido en emisores, explicó Marta Muñoz, directora de comunicación de la Federación de Centros Tecnológicos (Fedit). Esto también ha devenido en un público que es cada vez más exigente, pero también en un mejor conocimiento de las audiencias que permita crear un producto más acorde con sus necesidades.

Nos enfrentamos a una nueva realidad y nuevas formas de hacer las cosas. Hemos de ser capaces de abrirnos a otras disciplinas, de nuevas oportunidades laborales, aprovechando la tecnología para obtener nuevas informaciones y subirnos al carro de las nuevas tendencias”. Aunque todo este cambio y transformación no ha de alterar la esencia misma del periodismo. “Ante las fake news, hemos de replantearnos que hemos de retomar el principio de contrastar las fuentes y buscar la veracidad”.

“Los lectores están donde siempre, la diferencia es que ahora estamos saturados de información que nos viene de todas partes. La velocidad y la cantidad de noticias actuales nos obligan a tener algoritmos para encontrar las historias y poder verificarlas”, explicó Laila El Quadi, Head of data translation & communication del Grupo AIA, para quien la inteligencia artificial debe servir como un filtro para poder ayudar a determinar lo que es importante para los periodistas, que así serán capaces de acercar noticias que interesen a sus lectores, buscando los nichos específicos de interés.

Los bulos en salud

Un año más se abordó la problemática de la transmisión de los bulos sobre contenidos sanitarios, que suponen un gran peligro debido a que pueden llegar a provocar que algunos pacientes abandonen tratamientos por pseudoterapias que les acaben costando la vida, o el promover hábitos que puedan perjudicar la salud a largo plazo. Uno de los campos donde estos bulos están más extendidos es el de la alimentación.

Toda esta vorágine de falsas informaciones hace que se generen gran cantidad de dudas sobre los beneficios que pueden reportar ciertos alimentos y que perdamos el fondo importante de la cuestión. “Lo que realmente tiene importancia es que los alimentos insanos nos están matando, y no la industria alimentaria o los aditivos que se puedan añadir”, explicó Miguel Ángel Lurueña, doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y cazabulos en #SaludsinBulos. También incidió en la idea de que los alimentos milagrosos no existen y el peligro de que algunos pacientes puedan abandonar tratamientos que funcionan para seguir alguna de estas dietas.

María Gálvez, presidenta de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes explicó como los pacientes con enfermedades crónicas son colectivos mucho más vulnerables y frágiles, y que estos bulos pueden llegar a hacer que pierdan oportunidades terapéuticas. “Estamos hablando de gente que está desesperada y que necesita consumir información de una forma voraz. Si a esto sumamos que al final encontramos lo que queremos encontrar, explica la propagación de estos bulos”.

En este sentido apuntó la necesidad de que los médicos sean más cercanos a los pacientes, convirtiéndose en aliados que les ayuden a entender el proceso de su enfermedad. De esta forma, con cercanía y un lenguaje claro, considera que es posible combatir estas falsas informaciones, aunque esto exigirá mucho tiempo y dedicación. “Y sobre todo nos tenemos que asegurar de que el mensaje llega, algo que no siempre es sencillo”.

Cómo emprender en comunicación sanitaria

El Congreso sirvió también para ofrecer toda una serie de consejos para aquellas personas que han decidido emprender un nuevo proyecto relacionado con la comunicación sanitaria. Para eso se reunió a diferentes personas con experiencia en su campo que ayudaron compartiendo lo que para ellos son las claves para llevar a buen puerto una iniciativa y qué errores se deben evitar.

Uno de los puntos en los que varios ponentes coincidieron fue la necesidad de establecer un modelo de negocio y desarrollar un plan acorde al mismo. Esto, que a veces cuesta mucho de plasmar, resulta fundamental en la opinión de Margarida Mas, directora de Galènia Comunicación Médica. “Aunque luego tienes que tener la flexibilidad suficiente para saber que todo eso en lo que has invertido tanto tiempo y esfuerzo puede cambiar de un día para otro. Pero es importante sentarse y planificar qué es lo que quieres ofrecer de diferente, cuál es tu nicho y qué vas a hacer para conseguirlo”.

Para Carlos Mateos, director de COM Salud y coordinador de #SaludSinBulos este plan es también muy necesario, apuntando también la necesidad de la relación con otros sectores de los que poder coger ideas. “Tienes que saber lo que hace la competencia y lo que se hace en otros países, eso también es muy necesario”. Además, para Mateos es también fundamental el formarse y así, aunque uno no vaya a llevar la contabilidad de la empresa, entender al menos cómo funciona.

“Cualquiera tiene ideas maravillosas y una gran pasión cuando empieza. Pero por mi experiencia muchos no saben cuál será su modelo de negocio. Has de tener una estrategia y un plan, aunque luego este vaya cambiando”, apuntó también Juan Carlos Santamaría, director de Comunicación y Desarrollo de Negocio de InitHealt y cofundador de Health 2.0 Basque, quien señaló también como un déficit en muchos de los proyectos la falta de alguien que sepa llevar la comunicación, que muchas veces se minusvalora.

Premios y reconocimientos

Durante la celebración del Congreso de ANIS también se celebró la entrega de dos premios. El primero de ellos, que alcanzaba con esta su sexta edición, está dedicado a reconocer la mejor labor de comunicación en salud durante el año 2018 y recayó en el periodista de Diario Médico José Antonio Plaza, quien al recoger el galardón destacó el orgullo y satisfacción que supone que compañeros de profesión reconozcan el trabajo realizado. Es un honor que te reconozcan motu proprio tus compañeros de profesión, y que te premien por hacer el trabajo que te gusta. Ojalá saquemos todos fuerzas para seguir haciendo buen periodismo, sin cruzar líneas rojas que frecuentemente pasamos y a pesar de las cada vez más precarias condiciones laborales que nos rodean.

También se celebró la segunda edición del concurso de emprendedores. Diez fueron los proyectos seleccionados para hacer una exposición de cinco minutos de sus iniciativas. Finalmente, el proyecto ganador fue el presentado por Marian García de i4life innovación y desarrollos SL, un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de las personas mayores mediante un bastón inteligente que ayuda a reanudar la marcha a afectados de Parkinson. El dispositivo también permite la medición de las constantes vitales de su usuario y hace que su médico las pueda tener de forma instantánea gracias a un software que recoge los síntomas y envía un informe al ordenador del facultativo. La iniciativa premiada recibirá un premio de 1.000 euros de inversión para seguir desarrollando el proyecto.

Congreso trending topic

Un año más, el Congreso de ANIS ha tenido una gran repercusión en redes sociales. Tanto es así que el hashtag #ANIS19 logró un total de 1.738 tuis originales de 707 autores únicos que sirvieron para conseguir 61,4 millones de impresiones potenciales, es decir, las veces que se han servido los tuits relacionados con este XV Congreso de ANIS en Twitter. Todo esto ha servido para que #ANIS19 se convirtiera en trending topic nacional. En este éxito ha colaborado sin duda Galènia Comunicación Médica, que fue el tercer autor más activo dentro de la conversación.

Pero nuestra participación en este Congreso no se ha limitado a su difusión a través de las redes sociales. También hemos formado parte de la comisión encargada de su organización y estamos preparando ahora un e-book con toda la información relativa al mismo, que en breve estará disponible.

Share Button