Go to Top

Reactivando el sistema de alarma Contra el cáncer

Durante los últimos años, el equipo de investigación del Dr. Joan Seoane, director del co-Programa de Investigación Preclínica y Traslacional del Vall d´Hebron Instituto de Oncología (VHIO), investigador principal del Grupo de Expresión Génica y Cáncer y profesor ICREA, ha venido trabajando en relacionar LIF con cáncer. LIF es una citoquina que ha sido transformada como resultado de la evolución durante millones de años y que soluciona el gran dilema de los mamíferos: si un embrión se tiene que integrar en el útero de la madre portando antígenos del padre, ¿cómo es que el sistema inmune de ésta no lo rechaza? Sin embargo, ¿qué pasa cuando este proceso es utilizado por el cáncer para su propio beneficio?


La misión de LIF es proteger al embrión del sistema inmune de la madre e inducir la proliferación de células madre embrionarias para que su desarrollo siga el proceso adecuado.

Cuando hay un organismo foráneo, se produce una alteración en células sanas y se activa un sistema de alarma que hace que las células del sistema inmunitario se dirijan hacia el lugar problemático para eliminar el daño.

En el caso del cáncer, el Dr. Seoane comenta: “Hemos descubierto que LIF desactiva el sistema de alarma para que no lleguen las células del sistema inmune, como si un ladrón desactivara el sistema de alarma de un banco para que no llegue la policía”. En un nuevo estudio realizado en el VHIO y publicado recientemente por la revista Nature Communications, el equipo de Seoane ha probado que, si se bloquea LIF, se reactiva la alarma y se facilita la infiltración de las células T del sistema inmune en los tumores para, de esta forma, atacarlos, eliminarlos y prevenir su aparición.

En concreto, se ha observado que LIF inhibe el gen CXCL9, que actúa como una señal para atraer las células T del sistema inmune. Es por esto por lo que Seoane y su equipo han desarrollado un nuevo fármaco denominado MSC-1, que tiene la misión de bloquear LIF y, como consecuencia, inducir la infiltración de células T que atacan y destruyen el tumor. “Hemos visto que, al bloquear LIF en tumores con altos niveles de la citoquina, se reactiva la llamada a las células T, que llegan al tumor para destruirlo”, explica.

El fármaco MSC-1, el primero en su categoría, ha sido desarrollado por Mosaic Biomedicals, una spin-off del VHIO nacida para descubrir, desarrollar y trasladar nuevos tratamientos oncológicos lo más rápido posible a los pacientes, que ha sido responsable de llevar este anticuerpo dirigido a la clínica.

El trabajo publicado en Nature Communications demuestra que la combinación de la inhibición de LIF junto con la terapia de fármacos inmunoterapéuticos anti-PD1 genera una potente respuesta antitumoral. “Una vez que las células T entran en el tumor, se pueden activar con el fármaco inmunoterapéutico anti-PD1. En modelos animales, los dos fármacos son capaces no solo de detener el crecimiento del tumor, sino también de conseguir que en algunos casos el tumor desaparezca. En estos casos se genera memoria inmunológica. El sistema inmune, de alguna manera, «se acuerda» del tumor y éste no vuelve a aparecer, aunque se introduzcan más células tumorales”, señalan Mònica Pascual-García y Ester Bonfill, investigadoras del Grupo de Expresión Génica y Cáncer y coautoras del estudio.

Esta nueva vía terapéutica, sin embargo, no es válida para todos los tipos de cáncer. Solo es efectiva en aquellos que expresan un alto nivel de LIF, tales como los glioblastomas, el cáncer de páncreas, el de ovario, el de pulmón y el de próstata. “También se ha podido observar que aquellos tumores que expresan LIF de una forma más elevada son, así mismo, más agresivos y con un peor pronóstico”, puntualiza Seoane.

Actualmente está en marcha el primer ensayo clínico fase I con pacientes del VHIO en Barcelona, en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York y en el Princess Margaret en Toronto.

La investigación del Dr. Seoane y su equipo fue financiada por el Consejo Europeo de Investigación (ERC) y ha contado con el apoyo de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Fundación FERO y el programa CAIMI de la Fundación BBVA.

Fue en 2010 cuando el equipo del Dr. Joan Seoane hizo público el descubrimiento de la implicación de LIF en la proliferación de cierto tipo de tumores. Nueve años después el equipo de Galenia se enorgullece de ser testigo del avance de esta investigación, así como de colaborar en su difusión a los medios de comunicación.

Para explicar de una forma sencilla y directa la función del MSC-1, se ha hecho uso de diferentes formatos tales como notas de prensa, highlights, redes sociales, vídeos, así como un cómic.

COMUNICANDO CON EJEMPLOS

Fue en 2010 cuando el equipo del Dr. Joan Seoane hizo público el descubrimiento de la implicación de LIF en la proliferación de cierto tipo de tumores. Nueve años después el equipo de Galenia se enorgullece de ser testigo del avance de esta investigación, así como de colaborar en su difusión a los medios de comunicación. Para explicar de una forma sencilla y directa la función del MSC-1, se ha hecho uso de diferentes formatos tales como notas de prensa, highlights, redes sociales, vídeos, así como un cómic. 

Share Button