Go to Top

Más allá del fármaco: DTx, la medicina del futuro

En el artículo Digital therapies and the future of health publicado por Pharmaphorum durante el verano de 2019, ya se mencionaba a las “Digital therapies” mejor conocidas como DTx como una de las grandes tendencias ganadoras en el escenario de la salud digital. Con un mercado creciente que se prevé alcanzará los 8 mil millones de dólares para 2025, las DTx tienen en  China y la región del Pacífico asiático sus mayores áreas de crecimiento.

Definidas por la Journal of Family Medicine and Primary Care como una subdivisión de la salud digital que engloba un grupo de tecnologías, productos y servicios de salud y bienestar, las DTx están logrando demostrar, a través de ensayos clínicos, que ofrecen soluciones efectivas que pueden ayudar en el manejo de muchas patologías, y que son una herramienta que puede convertirse en esencial en el cuidado de pacientes complejos como son los que sufren patologías crónicas.

Asimismo, las pequeñas startups de DTX están proliferando, pero las grandes farmacéuticas también tienen puesta su vista en ellas, sabiendo que es una evolución más en el camino de la industria.

“Primero se desarrollaron los fármacos, con moléculas cada vez más pequeñas, para dar luego paso a la genética. Ahora están los DTX. En resumen, el objetivo principal es conseguir mejorar los resultados de los pacientes”, explicó Celine Ulmann, Head of R&D de Almirall, durante la última edición de la #BHH Summit realizada el pasado 29 de octubre de forma virtual y que contó con la participación de más de 4000 inscritos de más de 25 países.

Ullmann señaló que uno de los aspectos claves en el uso de los DTX es el concerniente  al manejo de los pacientes con patologías crónicas. “Se trata de pacientes complejos, con un gran gasto para los sistemas sanitarios por las comorbilidades que tienen aparejadas, por la polimedicación y la dificultad de la adherencia”. En estos casos, los DTX ofrecen un acercamiento holístico y una solución que va más allá del fármaco.

Con estas ideas coincidía Guido Senatore, Country Medical Director Spain de Bayer, quien también apuntó como la pandemia de la COVID-19 ha cambiado por completo la forma de hacer medicina. “Y estos cambios no se marcharán, no volveremos a hacer la medicina como antes. Es importante en este proceso la alfabetización de los médicos, que han visto ahora como la telemedicina por ejemplo es útil. Hemos vivido un cambio que permanecerá en el tiempo”. Senatore señaló así mismo como desde Bayer se está abierto a la innovación y a todas las opciones que esta abre para desarrollar nuevas aplicaciones.

Un ejemplo de lo que pueden ofrecer las DTX es Kaia Health, una aplicación que a través de la cámara del móvil ofrece un asesoramiento personalizado sobre ejercicios que se puedan realizar en el domicilio para el manejo de enfermedades crónicas que afectan a la movilidad. Jonas Duss es uno de sus cofundadores. “Tenemos que entender que los DTX no vienen a sustituir en ningún caso a los tratamientos convencionales, sino a complementarlos. Esta debe ser nuestra meta, un trabajo conjunto”.

Share Button