Go to Top

2020, un año de desafío para la oncología: el tratamiento de los pacientes oncológicos y el desarrollo de ensayos clínicos

Una de las cuestiones surgidas durante la crisis provocada por la covid-19 ha sido el efecto de la enfermedad en los pacientes oncológicos. Esto es, si estaban sometidos a un riesgo mayor de agravamiento dada su condición y, por lo tanto, el hecho de continuar con los tratamientos en el entorno hospitalario les exponía al contagio del virus, cuyas consecuencias podían ser, entre otras, sufrir una infección más grave.

Ahora, un estudio publicado en el ESMO 2021 PR Programme da luz a esta incógnita. El abstract corresponde a un estudio publicado, a su vez, por la revista Cancer Discovery en julio pasado. En él han participado Vall d’Hebron, el Hospital Clínic, el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS) y los centros del Instituto Catalán de Oncología (ICO) en L’Hospitalet, Badalona y Girona (con los hospitales de Bellvitge, Germans Trias i Pujol y Doctor Josep Trueta, respectivamente), y ha tenido como primer autor y líder al Dr. David J. Pinato, del Departamento de Cirugía y Cáncer del Imperial College London (Reino Unido).

Según sus conclusiones: “La mortalidad por covid-19 ha mejorado, en Europa, como probable resultado de la ampliación de la capacidad de análisis, la mejora de los recursos sanitarios y los cambios dinámicos en la transmisión comunitaria a lo largo del tiempo. Estos resultados apoyan los esfuerzos destinados a seguir planificando una atención oncológica resistente en el contexto de una pandemia no resuelta”.

Dicho estudio recogió los datos de 890 pacientes de toda Europa, hoy en día, la cohorte más grande que existe de pacientes oncológicos con covid-19 europeos, y, además de las instituciones catalanas anteriormente mencionadas, han participado también centros hospitalarios de Italia y Reino Unido.

“La conclusión más importante que hemos podido extraer del estudio es que la administración de tratamientos antitumorales no parece aumentar el riesgo de sufrir un cuadro grave de covid-19. Esto es muy importante, porque, hasta ahora, tanto entre profesionales como entre pacientes, la decisión de continuar con esos tratamientos generaba un temor importante. Ahora, gracias a estos datos, parece claro que no existe relación”, expone el Dr. Juan Aguilar, internista especialista en infectología del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y que ha participado en el estudio junto con el Dr. Josep Tabernero, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Vall d’Hebron y director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), y la Dra. Isabel Ruiz, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Vall d’Hebron.

De este modo, ni la quimioterapia, ni las terapias dirigidas ni la inmunoterapia han supuesto un empeoramiento del riesgo de sufrir un cuadro grave por covid-19 o de fallecer por la infección.

“Durante el inicio de la pandemia, decidimos mantener la actividad ambulatoria, y la percepción fue que no teníamos más complicaciones que las habituales. Ahora, gracias a este estudio, con casi 900 pacientes y numerosos centros europeos, parece claro que no existe relación y que hay que seguir proporcionando los mejores tratamientos en los pacientes oncológicos”, expone la Dra. Claudia Andrea Cruz, médica de familia del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic, que ha formado parte del estudio junto con el Dr. Aleix Prat, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic y jefe del Grupo de Genómica Translacional y Terapias Dirigidas en Tumores Sólidos (IDIBAPS); el Dr. Javier Marco-Hernández, médico internista del Servicio de Medicina Interna de l’Hospital Clínic; la Dra. Èlia Seguí, residente del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic, y la Dra. Roxana Reyes, oncóloga médica del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic.Por parte del Instituto Catalán de Oncología, los principales profesionales que han participado son el Dr. Ramon Salazar, jefe de Oncología Médica del ICO de L’Hospitalet; la Dra. Anna Sureda, jefa de Hematología Clínica del ICO de L’Hospitalet; el Dr. Ricard Mesía, jefe de Oncología Médica del ICO Badalona, y el Dr. Joan Brunet, jefe de Oncología Médica del ICO Girona.

Seleccionado por ESMO para ser incluido en el ESMO Newspaper y el ESMO Daily Reporter, dos publicaciones diarias con las principales noticias surgidas durante el congreso, el trabajo tiene como base el registro OnCovid. Este registro incluye a más de 2.700 pacientes europeos diagnosticados con covid-19 entre enero de 2020 y febrero de 2021, pertenecientes a 35 centros.

Gracias a OnCovid, se pudo también establecer el perfil del paciente con covid-19 predominante durante el primer semestre del año: hombre, mayor de 65 años y con otras comorbilidades, independientemente de su estado oncológico. Esos factores de riesgo son los mismos que se habían identificado en la población general afectada por covid-19.

La covid no detuvo la actividad en investigación

En este contexto, y lejos de lo que podría pensarse, la actividad en investigación no sufrió un parón, a pesar de las circunstancias.

Los datos fueron divulgados el año pasado por la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer (UITM) – Caixa Research del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), integrada en el Campus Vall d’Hebron, que coordina y realiza todos los ensayos clínicos complejos con medicamentos en desarrollo temprano (fase I y los primeros ensayos de fase II), centrados en objetivos innovadores y bajo la dirección de la Dra. Elena Garralda.

Según datos de la UITM, en 2020 se alcanzó una cifra récord, incluyendo a 1.262 pacientes en 256 ensayos clínicos, 74 de los cuales fueron ensayos que se iniciaron en ese periodo. Lo que supone 140 pacientes más tratados respecto al mismo periodo del año anterior.

Estas cifras, en comparación a las de 2019, aumentan levemente, aunque ese incremento resulta significativo e importante, ya que permitió que el proceso de aprobación de fármacos pendientes continuase, así como la inclusión de pacientes en los diferentes ensayos.

En relación con los pacientes que ya venían participando en ensayos (de cualquier fase) de oncología o hematología, y a los que se les estaba realizando un seguimiento, su número y participación se mantuvo estable.

A pesar de las buenas noticias, esa continuidad requirió un esfuerzo importante por parte de la Unidad. Se programaron visitas telemáticas y envío de medicación oral a domicilio, se facilitó alojamiento a los pacientes y se creó una sala de monitorización de datos externa al hospital, que permitió mantener la actividad de monitorización. 

En ESMO 2021, investigadoras de VHIO analizaron la actividad de la institución en lo que se refiere a la puesta en marcha de los ensayos de fase I entre enero de 2019 y julio de 2021. Para ello tuvieron en cuenta tanto las nuevas propuestas de estudios como las visitas de preselección y las visitas de inicio de ensayos realizadas. Así se pudo constatar que efectivamente se produjo una reducción del 9,6% en el número de nuevas propuestas de ensayos clínicos en 2020 con respecto a 2019, y se pasó de 146 a 132, aunque tanto el número de visitas de preselección como de visitas de inicio fue superior en 2020 en comparación al 2019. “La actividad en 2021 se ha incrementado, no solo recuperando cifras prepandemia sino incluso superándolas y así solo en la primera mitad del año ya se han alcanzado los 123 ensayos de fase I que han llegado como nuevas propuestas a VHIO”, comenta la Dra. Silvia Pérez-Pujol, responsable de la Unidad de Start-Up de VHIO y una de las autoras del poster presentado en ESMO junto con la Dra. Julia Lostes, oncóloga que forma parte del equipo de la Dra. Garralda. 

Es, por tanto, indudable la importancia de la UITM, tal como afirma la Dra.Garralda”: “Los pacientes tratados en esta Unidad, que provienen tanto del Hospital Universitari Vall d’Hebron como del resto de Cataluña, España y otros países, se han podido beneficiar también durante esta situación de pandemia de las terapias experimentales más innovadoras y prometedoras, vinculadas a la medicina de precisión”.

Share Button