Go to Top

Nuevo récord de inversión en start-ups de salud en Cataluña

Presentación Informe BioRegión de Cataluña 2021

La BioRegión de Cataluña lleva años consolidándose como una de las más atractivas. Año tras año, sus start-ups de salud consiguen aumentar las inversiones logradas anteriormente. De esta forma, en 2021 se lograron 238 millones, un nuevo récord de inversión en start-ups de salud en Cataluña, logrando superar por segundo año consecutivo la barrera de los 200 millones. Este es uno de los datos que se han recogido en el Informe de la BioRegión de Cataluña 2021, una herramienta impulsada por Biocat, CataloniaBio & HealthTech y ACCIÓ que sirve para hacer una fotografía del sector precisa que ayude a entender las tendencias y preparar estrategias que permitan seguir creciendo.

Esta cifra tiene un especial significado si tenemos en cuenta que se ha producido en el difícil contexto de la pandemia de covid-19. Llevamos dos años en los que el virus SARS-CoV-2 ha estado marcando la agenda de todo el mundo. Muchos sectores se han visto seriamente comprometidos. Sin embargo, el de la salud ha sabido aprovechar la oportunidad para crecer y expandirse, a tenor de las cifras presentadas por el Informe de la BioRegión.

Un nuevo récord inversión en las start-ups de salud de Cataluña

Un nuevo récord inversión en las start-ups de salud de Cataluña

«El año 2021 ha sido, sin duda, un año excepcional», declaró Robert Fabregat, director general de Biocat. “El ecosistema ha seguido creciendo pese a la pandemia, generando investigación e innovación de enorme valor y atrayendo inversión local e internacional. Debemos enfocar nuestros esfuerzos en facilitar la adopción tecnológica por el sistema y en aprovechar el crecimiento exponencial del segmento de empresas y entidades que trabajan en terapias emergentes y en tecnologías transformadoras y digital health para acelerar el impacto directo en la salud y el bienestar de la ciudadanía.”

La importancia de la inversión internacional en el nuevo récord de inversión en start-ups

La principal fuente de financiación ha provenido, en 2021, una vez más, del capital riesgo, acumulando más de 187 millones de euros, lo que ha servido para suponer el 79% de todo el capital levantado. Esta cifra supone triplicar lo logrado en el año 2019. Otro dato que debe tenerse en cuenta es que una parte importante de este capital proviene de fondos internacionales. “Hasta el 83% del capital levantado procede de fondos internacionales, lo que muestra claramente la capacidad de atracción que tiene el ecosistema”, añadió Robert Fabregat.

De hecho, más del 90% de las operaciones de más de 10 millones de euros están sindicadas (compartidas) entre inversores establecidos en la BioRegión e inversores internacionales. En este sentido, el número de inversores internacionales que han participado en rondas se acerca ya al centenar, y casi se han doblado desde 2019. Provienen, mayoritariamente, de Europa (51) y Estados Unidos (31), y destacan firmas o corporate ventures internacionales como Boheringer, Kurma Partners, Idinvest, Pontifax y Roche.

En 2021, se cerraron un total de 36 operaciones, un número inferior respecto al año anterior (41), pero superior en cuanto a importe medio por operación. Cabe mencionar, un año más, la inversión canalizada a través de fondos de crowdequity, que supera anualmente los 10 millones desde 2019. Todo esto ha ayudado a lograr el nuevo récord de inversión en start-ups de salud en Cataluña.

Desgranando las cifras del nuevo récord de inversión en start-ups

En cuanto a la tendencia de inversión, 2021 ha destacado por el crecimiento de la inversión en tecnologías médicas, que se ha multiplicado por 2,4 respecto a 2020. Este incremento se ha debido, principalmente, a dos importantes operaciones de capital riesgo: los 41 millones de euros de Impress –que se ha convertido en la ronda más alta de la historia de la BioRegión– y los 25 millones de euros de Corus Dental, ambas compañías de salud dental. Por otra parte, las compañías digital health logran casi duplicar la inversión respecto a 2020, consolidando –por quinto año consecutivo– el crecimiento en inversión captada, que supera ya los 60 millones de euros.

También se destacó, durante la presentación, el importante crecimiento de la salud digital. “Vemos que ha sido capaz de doblar su capacidad de atracción y estamos convencidos de que este sector, que tuvo un importante impulso con la pandemia, seguirá creciendo en los próximos años, apuntó Jaume Amat, presidente de CataloniaBio & Healthtech.

Una start-up cada semana

El ritmo de creación de start-ups de los últimos años presenta una media de una nueva empresa por semana, con un avance destacado de las biotecnológicas que trabajan en terapias, que han crecido un 31% desde 2018. La mayor parte de estas compañías son spin-offs surgidas de institutos de investigación y universidades como BSC, ICFO, IDIBAPS, IJC, IGTP, IMIM, IRB, el Hospital SJD, la UPF y la UB. “Después de varios años a la baja, 2021 ha vuelto a ser uno de los años más prolíficos de la última década, triplicando su crecimiento”, añadió Fabregat.

Robert Fabregat, director de Biocat

El informe también relaciona la creación y la inversión de esta tipología de empresas, entre las que destacan las 24 que cuentan con un/a investigador/a ICREA, que hasta 2021 han obtenido una inversión total de 184 millones de euros: un 50% más que en el año anterior (120 millones de euros). Pero durante la presentación también se destacó la capacidad de atraer inversión por parte de instituciones que no cuentan con un número tan elevado de spin-offs, pero que, aun así, se colocan en los primeros puestos de inversión conseguida. “Es el caso de VHIO, que ha logrado un gran impacto, con una ratio de inversión muy alta”, puntualizó Robert Fabregat.

En el apartado de grandes operaciones, y aunque este año no han tenido lugar salidas a bolsa, cabe subrayar el número de exits empresariales (adquisiciones) de compañías locales a otras empresas, mayoritariamente americanas, entre las que destaca GoodGut, una spin-off de la UdG y del IDIBGI que ha sido adquirida por la multinacional farmacéutica catalana HIPRA. “Esta operación es un claro ejemplo de la cooperación entre empresas y del rol tractor que las empresas ya consolidadas deben desempeñar en el ecosistema catalán para seguir acercando las soluciones innovadoras a los pacientes y al sistema de salud”, declaró Jaume Amat.

Peptomyc, una empresa destacada

El marco temporal en el que la investigación y las nuevas terapias tendrán un impacto en los pacientes se refleja a través del pipeline de la BioRegión, con un total de 56 terapias en desarrollo y una gran variedad de áreas clínicas (principalmente en oncología, hematología, dermatología, sistema nervioso central y enfermedades infecciones), algunas de las cuales se encuentran ya en fases IIb y III, y, por lo tanto, más cerca de ser comercializadas y de llegar a la ciudadanía.

Durante la presentación del informe, se destacó, en este sentido, a tres empresas: Ability Pharma, OxoLife y Peptomyc. “Esta última, en lo que llevamos de año 2022, ya ha sido capaz de levantar una inversión de 8,6 millones y está llamada a ser una de las grandes noticias de este año, en el que se espera que pueda llegar a levantar hasta 26 millones de euros”, añadió Robert Fabregat.

Objetivo: más inversión

Pese a los buenos datos logrados en 2021, las start-ups catalanas necesitan todavía más capital para garantizar su crecimiento, sobre todo en fases iniciales. «Más del 50% de las compañías biomédicas declaran que tienen fondos para menos de doce meses», ha apuntado Amat. El presidente de CataloniaBio & HealthTech ha precisado que este dato se explica por la gran presencia de pequeñas empresas en el sector –el 92%, en concreto–. Aun así, ha señalado que la falta de musculatura financiera en rondas iniciales supone un reto del ecosistema biotecnológico catalán y, por ello, se está trabajando en recabar más apoyos institucionales y privados.

Un sector en crecimiento, pese a la pandemia

El Informe 2021 también repasa otros indicadores macroeconómicos y de innovación del sector de ciencias de la vida y la salud, como la facturación y el empleo de las empresas, que se han incrementado, a pesar de la pandemia, y que han impactado en el aumento del PIB sectorial, que ya representa el 8,7% del PIB de Cataluña (un 1,4% más que en 2018). El sector aglutina más de 1.300 empresas que exportan más del 50% de productos de ciencias de la vida y la salud del Estado de español, que emplea a 244.000 personas (más del 8% de la población ocupada de Cataluña) y que se consolida como uno de los hubs más atractivos de Europa, con el constante aterrizaje de centros de innovación internacionales. Datos que sumados al nuevo récord de inversión en start-ups de salud en Cataluña muestran la buena salud del sector.

En este sentido, según anunció la directora general de Industria y consejera delegada de ACCIÓ, Natàlia Mas, “Cataluña ha captado más de 700 millones de euros de inversión extranjera directa (fDi Markets) en los últimos cinco años, en el ámbito de las ciencias de la vida y la salud, provenientes sobre todo de Alemania, Estados Unidos, Francia y Japón, unas inversiones extranjeras que se han traducido en la creación de 3.000 puestos de trabajo calificados”.

Natàlia Mas, directora general de Industria y consejera delegada de ACCIÓ

Natàlia Mas, directora general de Industria y consejera delegada de ACCIÓ

De hecho, según los rankings internacionales, «Barcelona es la ubicación más atractiva del sur de Europa para invertir en un centro de I+D en ciencias de la vida, sobre todo por el talento de primer nivel y las infraestructuras científicas de calidad», ha subrayado. Por todo ello, Mas ha resumido que el informe pone de manifiesto que “Cataluña es un entorno único en Europa por la combinación de un fuerte tejido industrial local de la salud y las ciencias de la vida, el ecosistema de start-ups punteras, la presencia de multinacionales referentes de este ámbito y el potente tejido de entidades de investigación”.

Share Button