Go to Top

Lecciones tras la sexta ola de la pandemia

Lecciones tras la sexta ola de la pandemia: Dra. Magda Campins, Dr. Miquel Vilardell y Dr. Pere Domingo

Barcelona, 10 de junio de 2022. En estos dos años que llevamos de pandemia hemos aprendido muchas cosas. Una de ellas es la capacidad de mutar que tiene el SARS-CoV-2, que, aunque está lejos de otros virus, como el del VIH, es suficiente para mantenernos en alerta continuamente. Las diferentes mutaciones que el virus ha ido sufriendo le han servido para hacerse cada vez más contagioso, llegando a superar en parte las defensas que nos otorgan tanto las vacunas como la inmunidad natural tras una infección, pero haciéndolo también, aparentemente, menos peligroso. La penúltima de las mutaciones, a la que se le puso de nombre ómicron, nos pilló a todos por sorpresa y ocasionó una sexta ola de grandes dimensiones, que por fortuna no se tradujo en un colapso del sistema sanitario, precisamente, por esa menor virulencia. Por eso es importante recapitular las lecciones tras la sexta ola de la pandemia.

La Fundació Vila Casas y el Centro de Estudios de Ciencia, Comunicación y Sociedad de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, en el marco de su ciclo Opinión Quiral, organizó un debate centrado, precisamente, en la sexta ola, haciendo un análisis de lo sucedido desde la epidemiología, para lo que contaron con la presencia de Magda Campins, jefa del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, y desde las UCI, con la participación de Pere Domingo, coordinador Covid del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona.

La ola más intensa en contagios

Con una alta tasa de vacunados con tres dosis y una buena parte de la población que ya había pasado la infección de una manera natural, la previsión era que la pandemia empezara a darnos un respiro. Pero, una vez más, el SARS-CoV-2 demostró su capacidad para la sorpresa. “La sexta ola ha sido la más intensa en número de casos, pero no en gravedad. No nos esperábamos algo de esta magnitud y esto nos muestra que tenemos, dos años después, todavía muchas incógnitas sobre este virus, y esto ha hecho que mucha gente se haya cuestionado la efectividad de las vacunas”, explicó Magda Campins.

En su intervención, la especialista en inmunología explicó que la variante fue detectada el 26 de noviembre en Sudáfrica y enseguida fue catalogada como de preocupación, por ser más transmisible, por tener una mayor capacidad de escape a la inmunidad y por comprobarse una menor eficacia de los antivirales. “La única condición que no cumplía era un aumento de la gravedad, aunque es algo que no se sabía al principio”, destacó Campins.

La variante ómicron presenta en total 55 mutaciones, 34 de las cuales afectan a la proteína de la espícula, que es la encargada de conseguir la entrada del virus en la célula huésped. “La principal característica de esta nueva variante es que es capaz de infectar una mayor cantidad de células del epitelio superior, lo que explica su mayor capacidad de transmisión”, explicó Magda Campins, quien también señaló cómo su mayor levedad le permite mejorar la transmisión, ya que un mayor número de personas infectadas asintomáticas pueden seguir con su vida habitual. Todo esto hace que la ómicron sea capaz de tener una mayor transmisión domiciliar, del 16% frente al 10% de otras variantes, y de transmisión no domiciliar, del 9% frente al 3%.

Una mayor cantidad de reinfecciones

Las nuevas mutaciones del virus también han motivado que sean precisos muchos más anticuerpos, y esto ha incrementado la tasa de reinfecciones como no se había visto antes, llegando a multiplicar por cinco la tasa de la anterior variante, la delta. “Con la variante alfa vimos que la protección ante una reinfección era del 90%, con la delta bajó hasta el 84%, y ahora con la ómicron esto ha bajado hasta el 56%, lo que se ha traducido en un alto riesgo de reinfección”, explicó Magda Campins.

Campins lo relacionó con la pérdida en el tiempo de la protección generada por las vacunas, lo que hizo que se apostara por una estrategia de una tercera dosis de refuerzo, que, aunque no protegiera completamente frente a las infecciones, sí lo hiciera frente a las formas más graves de la enfermedad. Todos estos datos ayudan a entender lo sucedido en los últimos meses, cuando, por ejemplo, en Cataluña se alcanzó, el 17 de enero, el pico de infecciones, con 48.000 casos activos. “En ese momento se vio que la mayor mortalidad se daba en la población vulnerable y en los que no estaban vacunados. Y tras alcanzar el pico también se observó una bajada muy rápida en las primeras semanas, que luego se estabilizó”, añadió la especialista en inmunología.

El foco en Asia y medidas para controlar la pandemia

La nueva variante también hizo que se moviera el foco de la atención sobre la pandemia, que hasta entonces se había centrado en Europa, pero luego el escenario más preocupante se trasladó a Asia. “En esos países se siguió una estrategia de covid cero que motivó que no se generase una inmunidad natural. Unido a que sus vacunas eran menos efectivas, acabó generando una ola descontrolada de ómicron, apuntó Magda Campins, quien comenta que esto es preocupante por la posibilidad de que se produzca una nueva variante que se escape más a las vacunas.

Con todo, la especialista señaló la necesidad de seguir manteniendo algunas medidas para controlar al máximo la propagación de la variante ómicron, como la necesidad de reforzar el sistema de vigilancia de forma que ofrezca una fotografía representativa de la realidad sobre la cual poder emprender acciones, integrar todos los datos de los sistemas de información, fomentar la vacunación de recuerdo –priorizando la población vulnerable con una cuarta dosis–, mantener la profilaxis preexposición y no retirar todavía el uso de la mascarilla, incidiendo en la importancia de mantener su uso entre las personas vulnerables, haciendo así una recapitulación de las lecciones tras la sexta ola de la pandemia.

Una oleada mixta en Cataluña

Tras Magda Campins intervino Pere Domingo, quien incidió en la idea de que la sexta ola conllevó una alta dosis de infecciones y que solo fue superada en número de ingresos por la primera ola de la pandemia. “En nuestro centro, además, hemos visto que ha sido una oleada mixta, con una primera parte con la variante delta, ya que no fue hasta el 4 de enero que empezamos a detectar la ómicron, que pasó a ser la dominante en un tiempo muy breve.

El experto explicó también que existe la teoría de que las nuevas variantes son menos virulentas, con cada vez menos pacientes graves. Pero que en el caso de esta variante hay datos que hacen dudar de esta hipótesis. “No tenemos más que ver lo sucedido en Hong Kong, con un récord mundial de mortalidad. Yo no confiaría demasiado en que el SARS-CoV-2 se vuelva avirulento, y tenemos el ejemplo del VIH, que sigue siendo igual de peligroso, pero que gracias a los tratamientos antivirales está hasta cierto punto controlado”.

La protección de las células de memoria

Pere Domingo también expuso en su intervención cómo funciona nuestro sistema inmunitario y puso un símil con una ciudad rodeada de varias murallas. “Los anticuerpos neutralizantes son solo la primera de las barreras, pero las células B y después las células T también juegan un papel importante, siendo ellas las encargadas de protegernos frente a las hospitalizaciones y la mortalidad”.

Durante su tiempo de intervención, Pere Domingo no dudó en destacar cómo la pandemia ha desnudado las carencias de nuestro sistema sanitario, y que solo ha sido gracias a los profesionales y su dedicación que se ha conseguido mantener cierta eficiencia y abordar una crisis tan complicada, recalcando la necesidad de aprender las lecciones tras la sexta ola de la pandemia. “No nos hemos librado del virus y debemos seguir atentos, la lucha contra el SARS-CoV-2 no ha terminado. Los dos grandes retos que tenemos por delante son los pacientes inmunodeprimidos y la población infantil, ambos con poca inmunidad y que pueden suponer un caldo de cultivo para nuevas variantes y para cepas que surjan de los reservorios animales del virus”. 

En esta misma página web puedes encontrar otros contenidos relacionados con Quiral, como por ejemplo «Un repaso a 600 días de pandemia» o«La edición genética centra el interés del Informe Quiral 2017».

Share Button